Gran Bretaña sigue adelante con plan para reformar a la Libor

El gobierno de Gran Bretaña tiene previsto dar detalles el lunes sobre el alcance de una reforma a la Libor, la tasa de interés referencial que fue manipulada por el banco Barclays en medio de un amplio escándalo que ha dañado la imagen de Londres como centro financiero.

El Tesoro británico está por anunciar los resultados de una revisión a la tasa que los prestamistas están dispuestos a aplicar por créditos interbancarios que está siendo realizada por Martin Wheatley, un alto funcionario de la Autoridad de Servicios Financieros, el regulador británico del sector.

Wheatley supervisará cómo se estableció la Libor y si en el futuro debería estar basada en las transacciones actuales. También buscará reformar cómo se constituye el proceso de establecer la tasa y cómo debería ser supervisada en el futuro.

Actualmente, la tasa es autorregulada por su auspiciadores, la Asociación de Banqueros Británicos, una situación que ha alentado un juego de culpas trasatlántico.

Los reguladores han estado rechazando las acusaciones de los legisladores de que fallaron en tomar acciones cuando la tasa pareció no funcionar durante la crisis del mercado financiero en el 2008, uno de los periodos que fue cubierto en un acuerdo con las autoridades bajo el cual Barclays pagó una multa récord.

Wheatley dijo que supervisaría otros mercados referenciales que no están directamente controlados, sin mencionar nombres.

La Asociación de Banqueros Británicos ya estaba revisando la Libor antes de que fuera anunciada la multa contra Barclays.

Se espera que Wheatley entregue el borrador de las recomendaciones cerca del 10 de agosto.

Además, se espera que sus propuestas finales, previstas para fines del verano boreal, se inserten en un proyecto de ley de servicios financieros en el que está trabajando actualmente el Parlamento para implementar el próximo año un nuevo sistema de supervisión financiera en Gran Bretaña.

Con el cambio en el sistema, la FSA será reemplazada por un regulador prudente en el Banco de Inglaterra y una nueva Autoridad de Conducta Financiera que Wheatley encabezará.

El jefe de la FSA, Adair Turner, dijo esta semana que la fijación de la Libor es más transparente, pero que la estructura de establecimiento de la tasa requiere de un cambio.