Grecia se acerca al rescate financiero; la UE y el FMI buscan garantías

Grecia parece estar acercándose a un nuevo programa de rescate internacional, pese a las dudas no resueltas entre sus socios de la zona euro sobre cuán rápido conseguirá reducir su deuda.

Atenas se comprometió el jueves con medidas de austeridad adicionales con la esperanza de recibir el rescate de 130.000 millones de euros (US$170.000 millones), el cual lo salvará de la bancarrota el mes próximo.

Se espera que los ministros de Finanzas de la zona euro aprueben finalmente el lunes el programa de ayuda.

Pero los negociadores de los prestamistas de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional están revisando de nuevo los temas espinosos, lo que ha tensado las relaciones entre Grecia y los países del norte del bloque monetario.

'El escepticismo es especialmente fuerte entre los estados con calificación AAA respecto a si Grecia superará esto', dijo la ministra de Finanzas de Austria, Maria Fekter, en referencia a las naciones con la máxima calificación crediticia, como Alemania, Finlandia y Holanda.

'El riesgo de insolvencia griega no está fuera de la mesa', indicó. La incertidumbre se centraba en una evaluación de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI que pronosticaba que la deuda griega bajará a cerca del 129 por ciento del PIB en el 2020, por encima de la meta del 120 por ciento establecida en octubre.

Frente a la perspectiva de un cambio en el Gobierno de Grecia en abril, la zona euro evalúa buscar mayores regulaciones de las medidas que tomará el país heleno para recortar su deuda, y la creación de una cuenta de depósito manejada por terceros para proteger los fondos destinados al pago de bonos.

Incluso si el gobierno de Grecia asegura su segundo paquete de rescate desde el 2010, funcionarios dicen que existe una opinión cada vez más fuerte en la zona euro de que el nuevo salvataje podría no resolver los problemas de la nación.

 

TEMAS


FMI - Grecia