‘Hay que recuperar el liderazgo de México como potencia emergente en la región’

Bloomberg

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

En diálogo con LR, el candidato a la presidencia de México, Enrique Peña Nieto, precisó los planes en materia económica que tiene para su país y las principales debilidades que detecta en el sistema tras 6 años de gobierno de Felipe Calderón.

El aspirante por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que actualmente alcanza 44,4% de intención de voto en los sondeos, habló de la importancia de diversificar las relaciones comerciales de México y posicionar al país como una gran potencia emergente.

¿Cuál sería su primer mandato si llega a la presidencia?

Conformar un gobierno integrado por hombres y mujeres de gran capacidad, experiencia y honestidad para echar a andar la transformación de México y construir acuerdos con las distintas fuerzas políticas del país para sacar adelante las reformas que México necesita como la laboral, la energética, la de seguridad social y la fiscal.

Esto servirá para construir lo que he llamado un 'Estado Eficaz', es decir un Estado que alcance tres grandes metas nacionales: hacer que los derechos pasen 'del papel a la práctica' , lograr que la economía crezca conforme a su verdadero potencial y recuperar nuestro liderazgo como potencia emergente.

¿En qué estado deja Felipe Calderón la economía mexicana?

Una de las fallas más importantes de la última administración ha sido la incapacidad para generar suficientes oportunidades de empleo como consecuencia del pobre crecimiento económico registrado en nuestro país. En la última década, México tuvo el peor desempeño económico en 80 años (1.7%). Hoy hay más de 2.5 millones de mexicanos sin empleo y es evidente que enfrentamos un panorama crítico.

¿Cuál es su propuesta más certera para cambiar el rumbo de la economía?

Una de mis obsesiones, será reactivar la economía para detonar el crecimiento y relanzar la creación de empleo. Haremos de la competencia económica una política de estado para aumentar la oferta de productos y servicios de mejor calidad a menor costo e impulsar procesos de innovación.

Al mismo tiempo, impulsaremos las reformas estructurales indispensables para alcanzar el verdadero potencial de la economía mexicana: una reforma fiscal que nos permitirá fortalecer las finanzas públicas; el establecimiento de un Sistema de Seguridad Social Universal para garantizar un piso básico de protección social; una reforma laboral para incentivar la creación de más y mejores empleos; y una reforma energética pragmática que, sin renunciar a la propiedad pública de Pemex sobre los hidrocarburos y la rectoría del Estado sobre la industria, permitirá mayor inversión privada en el sector con el fin último de maximizar la renta petrolera que el Estado reciba.

México tiene tratados de libre comercio con 44 países, pero aún depende de Estados Unidos.

¿Cambiará esta dinámica?

Coincido en la apreciación de que nuestra red de tratados internacionales de libre comercio no se ha explotado al máximo, por eso he incluido, como parte de mi decálogo económico, la necesidad de crear una nueva estrategia de comercio internacional, que nos permita diversificar nuestras exportaciones, tanto en calidad, para inyectarles valor agregado, como en destino, y poder hacer frente a la competencia de los gigantes asiáticos, China e India.

La diversificación comercial debe ser una aspiración permanente por motivos estratégicos; sin embargo, no dejará de ser una ilusión mientras no haya políticas de acompañamiento a los empresarios, reducción de los costos de información y fomento de los intercambios con otros países.

¿Cómo piensa proteger a México de la actual crisis de la economía en Europa y la que se puede avecinar en EE.UU.?

La mejor forma de proteger a México de la inestabilidad externa es fortaleciéndonos internamente, de ahí la importancia de realizar las grandes reformas que requiere el país, como la reforma energética para dinamizar Pemex y la reforma al sistema de seguridad social para proteger a todos los ciudadanos, particularmente a los más vulnerables como los adultos mayores.

El congelamiento de los salarios en México ha hecho al país más competitivo, pero ha afectado la calidad de vida de sus habitantes.

¿Cómo encontrar un equilibrio entre las dos?

Es cierto que el salario se ha mantenido estancado, pero no es claro que eso se haya traducido en mayor competitividad para el país. Estoy convencido de que es posible mejorar la calidad de vida de los mexicanos y al mismo tiempo hacer al país más atractivo para la inversión extranjera. El núcleo de mi propuesta es precisamente que los mexicanos ganen más por su trabajo. El único camino para aumentar los salarios sin que haya inflación, es siendo más productivos.

¿Cómo piensa fortalecer las relaciones con Colombia ?

Estoy convencido de que Colombia debe ser un aliado central en nuestra política regional. Nuestra posición geográficanos convierte en socios estratégicos naturales para entablar lazos de cooperación y solidaridad en beneficio de toda la región.

En materia de seguridad, aumentaré la cooperación con Colombia para aprender de su experiencia en la lucha contra el crimen organizado. Como parte de este esta estrategia, he invitado al Gral. Óscar Naranjo, ex Director de la Policía , como asesor externo en temas de seguridad en caso de llegar a la Presidencia. Sin embargo, la relación México-Colombia no debe limitarse al aspecto de seguridad.

Plan de seguridad del candidato

La propuesta de seguridad del candidato Enrique Peña Nieto se resume en su `Estrategia Nacional para reducir la Violencia`, cuyo objetivo es, precisamente disminuir las tasas de homicidios y secuestros. Peña Nieto cree que hay que reforzar la capacidad del Estado para garantizar condiciones básicas y por eso propone un Sistema de Seguridad Social Universal. Además quiere profesionalizar y duplicar el número de policías del país para crear una Gendarmería Nacional. También quiere modernizar el sistema de justicia.

TEMAS


México