Heineken, en negociaciones para revisar oferta de Asia Pacific Breweries

Reuters

La cervecera holandesa Heineken NV está en negociaciones con la firma Fraser and Neave de Singapur (F&N) para elevar su oferta por US$6.000 millones por Asia Pacific Breweries, que elabora la conocida cerveza Tiger, mientras se enfrenta a un multimillonario tailandés por su futuro en Asia.

La oferta revisada de Heineken, la tercera mayor cervecera del mundo, por APB podría ser hasta un 10% mayor que la propuesta previa y estar condicionada a que F&N no acepte un ofrecimiento parcial de una firma vinculada al multimillonario tailandés Charoen Sirivadhanabhakdi.

"Definitivamente es un precio mayor", declaró el viernes una de las fuentes, que declinó ser identificada porque las conversaciones son confidenciales.
Dos fuentes sostuvieron que la cervecera holandesa, que ha dicho que la totalidad de su oferta daría un enorme valor a todos los accionistas de APB, simplemente podría igualar la propuesta parcial del grupo tailandés de US$55 singapurenses por acción de Asia Pacific Breweries. Una portavoz de F&N declinó hacer comentarios. Heineken no estuvo disponible de inmediato para ofrecer declaraciones.

El control de APB es crucial para Heineken, que había ofrecido 50 dólares singapurenses por acción por el 58% de la compañía que aún no posee. Eso incluye el 40% de APB en manos de su socio de larga data F&N, un conglomerado de bebidas y propiedades.

Pero los esfuerzos de Heineken se han visto complicados por Charoen, el segundo hombre más rico de Tailandia, que busca expandir su imperio Thai Beverage en el mercado de rápido crecimiento del sudeste asiático. Recientemente ThaiBev se convirtió en el mayor accionista de F&N al controlar el 26,4%. El cuñado de Charoen, a través de su grupo Kindest Place, ofreció por separado comprar un 7,3 por ciento de la participación directa de F&N en APB en 55 dólares singapurenses por acción.
"La determinación de Heineken de obtener el control de APB parece ser muy fuerte", dijo Andrew Chow, jefe de investigación de UOB Kay Hian en Singapur.

"APB tiene una extensa red de distribución y bebidas. Su marca Tiger también es fuerte en Asia. A US$50 singapurenses ya dejó de ser tan barato, pero supongo que ellos pueden sacar más de este tipo de situación", comentó.

Los tailandeses han dicho que desean trabajar con Heineken, pero fuentes cercanas a la situación afirman que no estarían dispuestos a cooperar con su competidor.
APB es considerado como un negocio atractivo que ha registrado un crecimiento anual de casi un 20% en ganancias en la última década.
La mayor marca que fabrica APB es la propia Heineken, que representa el 30% de su volumen, pero también elabora Tiger, Bintang y Anchor y administra 30 cervecerías en países como Singapur, Malasia, Indonesia, Vietnam, Tailandia y Camboya.

TEMAS


Heineken