Hidrocarburos, la causa detrás de la disputa entre Japón y China

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Al igual que la disputa entre Colombia y Nicaragua por los cayos del archipiélago de San Andrés y Providencia, Japón y China se disputan un puñado de islas inhabitadas cuyo valor real está en su potencial económico. Las islas del mar oriental son una fuente rica de pesca y tendrían grandes reservas de gas y petróleo, aunque todavía no han sido comprobadas.

Las protestas que se han visto en China en los últimos días están motivadas por un sentimiento antijaponés y tuvieron como detonante la compra por parte de Tokio de tres islotes privados del archipiélago conocido en Japón como Senkaku y en China como Diaoyu. Los japoneses pagaron US$26,7 millones por el territorio y para los chinos esta fue una señal de agresión.

La soberanía sobre el grupo de ocho islas ha sido una disputa de hace más de 30 años. Las islas solo tienen un área total de 7 kilómetros cuadrados en la superficie, pero son una importante ruta de navegación, ofrecen bancos de pesca importantes y sobre todo se piensa que pueden contener grandes depósitos de petróleo y gas.

La existencia de tales depósitos no está confirmada, en parte porque el gobierno japonés no permite que alguien ponga un pie sobre los islotes. Toda la especulación sobre su potencial viene de un reporte de la Naciones Unidas publicado en 1970 donde se afirma que hay un gran potencial de hidrocarburos en el área, aunque el informe está basado en encuestas entre geólogos.

Según los japoneses, quienes afirman que las islas han estado en su control desde 1885 (exceptuando un periodo de 27 años en que fueron controladas por Estados Unidos), dicen que el interés de los chinos solo vino después de que se anunciara que podría haber gas o petróleo en el área que rodea a los territorios.

“Para nosotros no existe ningún problema territorial. Las islas Senkaku, siempre han sido nuestras y van a seguir siendo así. Japón tiene el control desde 1885”, dijo Mio Otashiro, jefe de la sección política de la Embajada de Japón en Colombia.

“Que sea rico en peces o recursos naturales es una parte inherente de Japón. Si es una tierra fértil o infértil eso no afecta el interés de Japón”, sumó.

Los chinos por su parte utilizan el mismo argumento y afirman que el territorio ha sido parte de China desde la antigüedad y solo fue la posibilidad de los recursos económicos lo que despertó el interés japonés.

“Por esa misma razón es por la que 100 años atrás, Japón no quería nada de esas islas y ahora quiere ocuparlo por esa motivación. Ese es el motivo oscuro que tiene Japón”, dijo una vocera de la embajada de China en Colombia que pidió no ser identificada.

“Queremos enfatizar que la llamada nacionalización, de parte de Japón es una grave violación a la soberanía territorial de China y constituye un gran daño al sentimiento del pueblo chino”, agregó.

Sean cuales sean los motivos de cada país, lo que sí es seguro es que de continuar las tensiones, las relaciones entre los dos países se pueden ver afectadas.

“No hemos visto ninguna acción de los consumidores chinos, pero si alguno de ellos quiere expresar sus opiniones de forma racional, estarían en todo su derecho”, dijo el viceministro de comercio de China, Jiang Zengwei.

Además, a causa de las protestas en China, varias empresas japonesas, entre las que se incluyen Honda y Toyota, se vieron obligadas a cerrar sus plantas para evitar poner en riesgo a sus trabajadores.

Ambas partes afirman que ya han enviado peticiones a los organismos internacionales para resolver la disputa pero también siguen abiertos a la negociación entre las partes.

“Esas disputas afectan la relaciones y como se ve, pone en riesgo a los trabajadores de ambos países. Y eso ha minado un poco la problemática”, explicó Mario Forero, profesor de política internacional de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

“Esa es una disputa de doble vía: o se negocia o se acude a la corte. Es mas fácil negociar entre ellos que acudir a las cortes internacionales”, agregó.

Cae confianza en economías asiáticas
La confianza de las principales compañías asiáticas cayó por segundo trimestre consecutivo, golpeada por el menor optimismo en economías de corte exportador como China y Japón, mostró un sondeo de Thomson Reuters/ Insead. El sondeo puso de manifiesto las diferencias dentro de la región, ya que las empresas del sudeste asiático se mostraron algo más positivas gracias a un repunte del gasto doméstico. Las preocupaciones por la demanda global están afectando los motores exportadores de Asia. Los sectores automotores, de tecnología y navieros fueron los menos optimistas.

Las opiniones

Mio Otashiro
Jefe de política de Embajada de Japón en Colombia

“Para nosotros no existe ningún problema territorial. Las islas Senkaku, siempre han sido nuestras y van a seguir siendo así. Japón tiene el control desde 1885”.

Xi Jinping
Vicepresidente de China

“El gobierno japonés debería controlar su conducta y detener ahora cualquier palabra o acto que mine la soberanía e integridad territorial de China”.

Leon Panetta>
Secretario de Defensa de Estados Unidos

“Es de interés de todos que Japón y China mantengan buenas relaciones y encuentren una manera de evitar una mayor escalada de este problema”.

TEMAS


China