Hosni Mubarak pasará lo que le resta de vida tras las rejas

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

Hosni Mubarak, quién gobernó Egipto durante 30 años, fue condenado a cadena perpetua. Lo que ha producido inmenzas manifestaciones en reacción con esta sentencia.

De acuerdo con informaciones de EFE, durante el jucio en el que se definía el futuro del exmanadario, en primer luga la "sentencia fue recibida primero con euforia, pero esta se fue trocando en decepción al comprobar que el tribunal había absuelto a seis ex altos mandos del Ministerio del Interior por el mismo caso".

También fueron absueltos los hijos del expresidente, Alaa y Gamal, el empresario detenido en España Husein Salem, así como el propio Mubarak, por otros cargos de corrupción, al haber prescrito los delitos.

En el mismo espacio empezó la polémica por lo que declararon una "injusticia" cuando un grupo de abogados decidió resolver sus diferencias a puños, lo que obligó a los cientos de policías presentes en la sala a abalanzarse para detener la trifulca.

"No se ha hecho justicia. Estoy muy decepcionado", contó a Efe el dermatólogo Shadi el Maghrebi, que tapaba con una gorra las cicatrices dejadas por el disparo de una carabina sobre su cara cuando protestaba en Tahrir en enero del año pasado.

A las afueras del tribunal, los manifestantes contra Mubarak también recibieron con indignación la pena, y atacaron con piedras y palos a los agentes antidisturbios que habían tomado los alrededores de la Academia de Policía, en las afueras de El Cairo.

Tras conocer su condena, Mubarak fue trasladado en helicóptero a la prisión de Tora, donde sufrió una "crisis cardiaca aguda" cuando aterrizaba, según informaron a Efe fuentes de seguridad.

Los servicios médicos lo atendieron de emergencia en la aeronave y posteriormente fue ingresado en la unidad de cuidados intensivos del hospital penitenciario, donde se espera que pase su primera noche entre rejas desde que fue arrestado, en abril de 2011.