Huelgas de pilotos y controladores en España y Alemania paralizan el tráfico aéreo europeo

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Colombia no es el único país que sufre con la cancelación de vuelos por la insatisfacción de los empleados de los aeropuertos. En Europa, durante la jornada de ayer, se cancelaron alrededor de 390 vuelos por las huelgas de los pilotos de Iberia y los trabajadores de tierra del aeropuerto de Fráncfort.

El puente aéreo de la ciudad alemana es el tercero más congestionado de Europa con un promedio de 1.200 vuelos diarios. Ayer 280 fueron cancelados durante la segunda jornada de huelga que realizaron 200 controladores en tierra.

A estos se suman los 172 vuelos que fueron cancelados el jueves por la misma razón.

Dos decenas de empleados están exigiendo un aumento salarial y mejoras en las condiciones de trabajo. Estos funcionarios son los responsables de la seguridad de los aviones en tierra y están encargados de dirigir el tráfico en las pistas y los lugares de embarque de los pasajeros.

Sin embargo, los empleados de Fraport, empresa que opera el aeropuerto, se aseguraron de que los vuelos cancelados fueran conexiones entre ciudades alemanas y destinos en Europa, por lo que los vuelos internacionales no se vieron afectados.

El único vuelo directo entre Bogotá y este aeropuerto, operado por Lufthansa, estaba a tiempo, aunque la aerolínea, la más grande Alemania, canceló 250 de los 280 vuelos programados.

La huelga generó por la mañana un aumento del tiempo de espera en la atención a los pasajeros pero no se reportó una situación de caos.

'El problema allá es salarial, y por lo tanto fácil de solucionar mientras hayan recursos. El problema en Colombia es la falta de voluntad de los involucrados. Allá, por lo menos, hay una mayor conciencia de la molestia de los pasajeros', dijo Alberto Maya, analista de aviación comercial.

'Además, al contrario de acá, los vuelos dentro de Europa se pueden remplazar más fácil por otros medios con buenos servicios como los trenes y las excelentes carreteras', agregó.

Lo que más le preocupa al analista es que la huelga de los empleados de tierra contagie a los controladores aéreos. En ese caso sería más complicado pues el espacio aéreo sobre Alemania es muy congestionado con los vuelos de otros países.

Los controladores de tierra tienen actualmente un salario de 53.000 euros (US$69.700) anuales. Para ellos, el Sindicato de Seguridad Aérea (GDF por sus siglas en alemán ) pide un 79.600 euros (US$104.700) anuales, un 10% más en las pagas extras y una reducción del 13 % del horario de trabajo. Se espera que la protesta no continúe en la jornada de hoy

'No se puede comparar los problemas de los controladores aéreos con los trabajadores en tierra. Los primeros tienen un régimen especial pues es una profesión de alta responsabilidad y riesgo. Los de tierra es una labor como cualquier otra', explicó Juan Carlos Guataquí, economista especializado en temas laborales.

Continua la huelga de iberia La cancelación de los vuelos de la aerolínea española Iberia es una situación que viene desde meses atrás, cuando los empleados decidieron protestar por la creación de una aerolínea de bajo costo de la misma compañía, bautizada Iberia Express.

Esta es la novena huelga de pilotos desde el pasado 18 de diciembre y la segunda que involucra a los sindicatos de auxiliares aéreos y personal de tierra. La aerolínea española canceló ayer 118 vuelos, siete de ellos entre España y Latinoamérica, a causa de la huelga.

Tras el paro de ayer, habrá otras tres jornadas más de cancelación de vuelos previstas para el lunes 20, el viernes 24 y el miércoles 29 de febrero. Entre los vuelos cancelados en la jornada de ayer están varios con destino a suramericanos. Los vuelos afectados cubren las rutas entre Madrid y México (uno), Madrid y Bogotá (dos), Madrid y Sao Paulo (dos) y Madrid y Buenos Aires (dos). El ministerio de Fomento de España estableció como servicios mínimos todos los vuelos entre la Península y las islas, Canarias y Baleares; el 50% de los vuelos nacionales cuyo tiempo de viaje sea superior a cinco horas y el 25% de los vuelos peninsulares inferiores a cinco horas, y el 50% de los vuelos con ciudades extranjeras de menos de seis horas.

El sindicato de pilotos Sepla y los de tierra CNT y CTA de Iberia anunciaron ayer que 'endurecerán la huelga y las movilizaciones» contra la creación de la filial de bajo costo en marzo, si la empresa 'continúa con su negativa a negociar'.

'Lo que nos espera es muy triste, una compañía de peseta la que se llevaría el trabajo de Iberia, donde sobrarían hasta ocho mil personas», dijo Pascual González, director de la CNT, refiriendo a la creación de la nueva aerolínea.

El Sepla ofreció a la aerolínea tener una figura de mediador para acercar las posturas y llegar a una solución negociada pero, según afirma el portavoz del sindicato, la empresa rechazó la mediación, argumentando que ya es una decisión tomada y no hay marcha atrás.

Insatisfacción de empleados
Los pilotos y empleados de Iberia están insatisfechos por la creación de la nueva aerolínea y lo que según ellos es regalo de los activos a British Airways. 'Los españoles nos gastamos mucho dinero en infraestructuras como el aeropuerto de Madrid-Barajas para que los pocos activos españoles que nos quedan se vendan a los británicos', apuntó el delegado de la sección sindical del Sepla en Iberia, Francisco Hoyas.

 

TEMAS


Alemania - España