IAG prepara plan de contingencia por si España sale del euro

Reuters

La propietaria de British Airways e Iberia encendió ayer la alerta ante su exposición a España y anunció planes de contingencia para una salida de ese país de la zona euro y una completa reestructuración de su aerolínea española, que ha tenido un mal desempeño.

International Airlines Group (IAG) dijo que estableció un equipo para estudiar el impacto que habría en su negocio si la cuarta mayor economía de Europa se viera forzada a abandonar el bloque monetario único.

España está en el centro de la crisis de deuda soberana de la zona euro mientras lucha con una segunda recesión en tres años, un nivel récord de desempleo y crecientes gastos en sus regiones y endeudados bancos.

IAG anunció además planes para reestructurar a Iberia luego de que el grupo anotó una pérdida en la primera mitad del año y redujo su guía de ganancias para todo el 2012.

El presidente ejecutivo de IAG, Willie Walsh, afirmó que la reorganización de Iberia significaría eliminar empleos y reformar su red.

“Los problemas de Iberia son profundos y estructurales y el ambiente económico refuerza la necesidad de un cambio estructural permanente”, declaró Walsh a la prensa.

“El plan debería completarse hacia fines de septiembre y abarcará cada aspecto del negocio de Iberia”, agregó.

Ante crecientes costos del combustible, Iberia registró una pérdida operacional de €263 millones en la primera mitad del 2012, que se compara con una ganancia de €13 millones de British Airways en el mismo periodo.

“Ha sido una historia de dos aerolíneas y dos ciudades, con BA y Londres rindiendo bien e Iberia y Madrid atribuladas”, declaró el analista Stephen Furlong, de Davy.

Las acciones de IAG, el cuarto mayor grupo de aerolíneas de Europa por valor de mercado, han caído un 10% en los últimos tres meses.

Walsh aunció también que IAG recortó sus previsiones de resultados para este año, pronosticando ahora “una ligera pérdida operativa” frente a la estimación inicial de un resultado operativo equilibrado. La firma dijo que sus ingresos subieron un 9,8% a €8.532 millones, pero el costo del combustible creció un 25% a €2.973 millones.

Otras aerolíneas también reciben golpes de la crisis

Las aerolíneas europeas están siendo golpeadas por menores gastos de parte de usuarios en viajes aéreos en medio de la crisis de deuda de la zona euro, así como también por los altos costos del combustible y muchas han reaccionado cerrando rutas no lucrativas y limitando sus gastos. Los pares europeos de IAG, Lufthansa y Air France-KLM, se han embarcado en programas para recortar costos, redujeron pronósticos de ganancias y eliminaron planes para expandir la capacidad y sus flotas este año.

TEMAS


España