“Indice Spotify”: por la devaluación, la Argentina es más barata que Filipinas

El indicador se sostiene en la teoría de la paridad del poder adquisitivo, que supone que el concepto de que el dólar estadounidense debe comprar la misma cantidad de bienes y servicios en todo el globo

Cronista

El “índice Big Mac” es bien conocido: se trata de una investigación realizada por la revista británica The Economist y permite comparar el poder adquisitivo en los distintos países donde se comercializa la popular hamburguesa de McDonald’s.

Este indicador se sostiene en la teoría de la paridad del poder adquisitivo, que supone que el concepto de que el dólar estadounidense debe comprar la misma cantidad de bienes y servicios en todo el globo. Además, sirve para saber si las monedas locales están sobrevaloradas -o no- respecto a la moneda de los Estados Unidos.

Pero hay otros posibles. Uno de ello un posible “índice Spotify”. Está basado en el popular servicio de streaming de música creada por los suecos Daniel Ek y Martin Lorentzon en el año 2006 y que actualmente es el líder de cuota de mercado en este tipo de ofrecimientos: US$ 60.000 millones de recaudación en suscripciones contra US$ 30.000 millones del que le sigue, Apple Music, de acuerdo a los anuncios realizados por la compañía hasta mediados del año pasado y recolectados por Statista.

Si bien no hay un estudio hecho y derecho, el especialista Matias Singers realizó un “Índice Spotify” en 2012 y compartió sus métodos en el repositorio de programación GitHub. Hoy, Singers es parte del grupo que trabaja en tecnología y marketing en Grab, empresa ubicada en Taiwan y que se dedica a los viajes compartidos (como Uber) y los pagos vía teléfono móvil. El índice, por supuesto, ahora quedo desfasado pero es un buen punto de partida.

Siguiéndolo, puede descubrirse que hoy la Argentina es el país con la suscripción de Spotify más barata de todo el mundo, aunque cabeza a cabeza con Turquía, el otro país emergente con problemas de confianza y con saltos en su tipo de cambio. Si bien el valor en el país estuvo abajo del estadounidense desde siempre, la diferencia nunca fue tan grande.

Cuando empezó a operar el servicio de streaming en el país, a fines de septiembre de 2013, el valor del servicio Premium individual (que incluía dispositivos móviles) era de $36, o US$, 6,25 al dólar de aquellos momentos ($5,76 por cada dólar), similar a los US$ 6 que costaba en los Estados Unidos. Para cuando el servicio aumentó, luego de una continua subida de la moneda estadounidense, en julio de 2016 a $69, la paridad paso a US$ 5,05 (el valor del dólar era entonces de $13,64). Ahora, con el dólar a $39,50 (a principio del día), el precio llega a su menor valor en la moneda en cuestión: US$ 1,75 por el precio de $6; si se contabiliza el IVA de 21% que comenzó a cobrarse a fines de abril, se iría a US$ 2,11 (por $83,49), apenas un centavo de dólar por encima de lo que se cobra en Turquía, US$ 2,10 (13,99 liras turcas).

Si bien Spotify no tiene comentarios que hacer sobre el tema del precio local, al menos de manera oficial, fuentes cercanas a la situación consignan que por el momento cercano va a mantener el valor.

 

Los más caros y más baratos del mundo
El lugar donde Spotify está más caro es Noruega: allí cuesta 99 coronas noruegas o US$ 15,44.  Sigue Suiza, a 12,95 francos suizos o US$ 13,36; luego Reino Unido (9,99 libras esterlinas, US$ 12,86) y después Suecia (109 coronas suecas, US$ 11,98). En el resto de los países de la Zona Euro, la suscripción cuesta 9,99 euros o US$ 11,61.

Del otro lado de la escala, la Argentina es el país más económico, como ya se expreso, y lo sigue Turquía. Luego aparece Filipinas a 129 pesos filipinos o US$ 2,41; Malasia, a 14,9 Ringit o US$ 3,61; Taiwan (149 nuevo dólar taiwanés, US$ 4,85); Chile (3.490 pesos chilenos, US$ 5,11); México(99 pesos mexicanos, US$ 5,16) y Bolivia y Uruguay, a US$ 6 (allí se factura directamente en moneda estadounidense).

TEMAS


Argentina - Spotify - Turquía - euro - The Economist