Inditex gana un 3,1% más y supera la barrera de los US$13.914 millones de facturación

Los títulos de Inditex cotizan con avances en el entorno del 4% en Bolsa

Expansión

El grupo textil Inditex ha mejorado su beneficio semestral un 3,1%, hasta los US$1.633 millones, lo que supone un crecimiento ligeramente inferior a lo esperado por el impacto del tipo de cambio. Aún así, la enseña de moda ha logrado un beneficio récord y una facturación que, por primera vez en un primer semestre, ha superado la barrera de los US$13.914 millones.

Los títulos de Inditex cotizan con avances en el entorno del 4% en Bolsa tras la presentación de estas cuentas que reciben el visto bueno del mercado. El valor ya había sido lo suficientemente penalizado en las dos últimas semanas con las previsiones poco optimistas de las casas de análisis que habían hundido su cotización un 10%. De esta manera, la compañía se recupera del batacazo de las jornadas precedentes y reduce sus pérdidas anuales al 7%.

El dueño de enseñas como Zara o Massimo Dutti registró un beneficio neto récord de US$1.633 millones en su primer semestre fiscal (comprendido entre los meses de febrero y julio), lo que supone un incremento del 3,1% con respecto al mismo periodo de 2017.

En cualquier caso, este crecimiento ha sido el más débil en un primer semestre desde 2015, como venían adelantando las casas de análisis los últimos días. Y es que estas cuentas evidencian que Inditex continúa sintiendo el impacto negativo del tipo de cambiode varias divisas.

Las ventas de la empresa creada por Amancio Ortega mejoraron un discreto 3%, pero aún así, alcanzaron por primera vez en un semestre los US$13.943 millones, gracias al crecimiento en todas sus áreas geográficas. En términos interanuales este sería el menor incremento de sus ventas desde que la empresa cotiza en Bolsa (en 2001).

El margen bruto, una de las variables que miran con más detalle los analistas, mejoró 3 décimas frente al mismo periodo de 2017, hasta el 56,7%.

En términos comparables, es decir contabilizando las tiendas que llevan abiertas más de un año (incluido Internet), la firma de moda aumentó sus ventas un 4%, en línea con lo esperado por una gran parte de los analistas. En cualquier caso, Inditex continuó acusando la depreciación de algunas divisas, de hecho, recuerda que a tipo de cambio constante sus ventas se incrementarían un 8%.

El presidente de Inditex, Pablo Isla, ha destacado “la solidez de todas las líneas de la cuenta de resultados”, que crecen de forma consistente “como consecuencia de la singularidad y fortaleza del modelo de negocio integrado y sostenible del grupo”.

En esta ocasión, Inditex ha sustituido su habitual avance de ventas de las seis primeras semanas del tercer trimestre por una previsión de ventas comparables en un periodo más amplio, para el conjunto del tercer trimestre, en el que la compañía estima sus ventas crecerán entre el 4% y el 6%. “Las colecciones de otoño-invierno han sido bien recibidas por nuestros clientes”, adelanta Inditex.

Su resultado operativo (ebitda) mejoró un 2% y alcanzó los US$2.716 millones de euros, mientras que su beneficio neto de explotación (ebit) también registró un aumento del 2%, hasta los US$2.068 millones. A tipos de cambio constate, el ebitda mejora un 14% y el ebit un 17%.

Por cadenas, las ventas de Zara continúan a la cabeza del grupo con US$9.171 millones, un 2,2% más. A continuación se encuentran Bershka, con US$1.211 millones tras subir un 2,8%; Pull&Bear, con 851, un 11,2% más, y Massimo Dutti, con US$940 millones en ventas, un 2,5% más. En Stradivarius el alza fue del 3,9%, hasta US$800 millones; en Oysho subieron un 7%, hasta 290 millones y en Uterqüe repuntaron un 2,2%, hasta US$53,3 millones. Mientras que en Zara Home las ventas se mantuvieron en los US$444,1 millones.

La venta online no requerirá de una gran inversión
El grupo de moda asegura en la nota de prensa de sus resultados que continúa con su política de actualización permanente del modelo integrado. Acaba de inaugurar una tienda de referencia global en Corso Vittorio Emanuele de Milán y ha anunciado el reto de que todas sus marcas estarán disponibles online para todo el mundo en 2020, algo que ni siquiera hacen los grandes de la distribución como Amazon o Alibaba y que por tanto, genera dudas en el mercado.

Durante la presentación de estos resultados Pablo Isla, ha explicado que para lograr vender online en todo el planeta continuará implantado en todas sus tiendas su modelo de stock (existencias) integrado y que permite servir pedidos online desde cualquier tienda o almacén con el objetivo de reducir los tiempos de entrega y poder ampliar la oferta a los clientes. En cuanto a las entregas en los países en los que no tienen establecimientos físicos, Isla no ha detallado ni precios ni plazos, aunque ha afirmado que no requerirá de una gran inversión, pues los pedidos se servirán desde su red de “stockrooms” -almacenes creados específicamente para las ventas online y que actualmente suman 20-.

Defiende el cierre de tiendas
Al cierre del semestre Inditex operaba 7.422 tiendas en 96 mercados, 49 de los cuales tienen ya integrada su venta online. Estos establecimientos son 26 menos que en abril debido a su plan de absorber tiendas pequeñas por tiendas grandes, pese a haber realizado 44 aperturas durante el semestre.

En la presentación de los resultados el presidente de Inditex ha defendido la estrategia de cerrar tiendas pequeñas a cambio de abrir tiendas de mayor tamaño y que combinan tecnología con venta tradicional. Como ejemplo, ha destacado que en Bilbao han pasado de tener cuatro tiendas en el centro a contar con una sola y que ésta vende más que lo que vendían las otras. Además, ha explicado que, tradicionalmente, en la segunda parte del año se realizan un mayor número de aperturas, mientras que en la primera se suele registrar un mayor número de absorciones. Por lo tanto, “en el segundo semestre podemos esperar más aperturas y menos absorciones que en el primer semestre”, ha dicho Isla.

Inditex ha indicado que la cifra de inversiones ordinaria prevista para 2018 estará alrededor de 1.500 millones, en función del programa de apertura de nueva superficie comercial en ubicaciones principales. Además, se espera un crecimiento de la inversión ordinaria por debajo del crecimiento del espacio en los próximos años.

TEMAS


Zara - Inditex - Amancio Ortega