Inditex mejora 2% su beneficio trimestral y logra unas ventas históricas

Inditex ha superado las previsiones con un beneficio trimestral de US$783 millones, 2% superior al de un año antes.

Expansión

Sus ventas alcanzaron un nuevo máximo histórico, sin embargo, crecieron al menor ritmo de su historia por el efecto divisa.

El mercado ha hecho una segunda lectura de los resultados de Inditex y ha pasado de castigarle más de 2% a aplaudirle y levantar sus títulos 3,5%. Esto se ha traducido en una jornada de extrema volatilidad para la textil gallega, cuyos títulos se han movido hoy en una horquilla intradiaria superior a los dos euros, entre los US$32,4 y los US$35,20.  Al cierre, Inditex ha subido 3,53%, hasta los US$35,15, lo que supone un nuevo máximo anual.

El lastre de los tipos de cambios se ha sentido por completo en las cuentas de Inditex, que tan sólo ha logrado mejorar 2% el beneficio en su primer trimestre fiscal (que abarca del 1 de febrero al 30 de abril), hasta los US$783 millones. En cualquier caso, este resultado se sitúa por encima de los US$749 millones previstos por los analistas consultados por Reuters.

Sus ventas aumentaron 1,5%, es decir, al menor ritmo en los últimos 20 añosdesde que hay registros de sus resultados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Aún así, alcanzaron los US$6.643 millones y alcanzaron un nuevo máximo histórico pese al impacto de las divisas.

A tipos de cambios constantes, sus ventas en tienda y online, aumentaron 7%, demostrando “un robusto crecimiento en un trimestre caracterizado por el impacto de las divisas”, en especial por la fortaleza del euro respecto al dólar y otras monedas. La cadena de moda cuyo buque insignia es Zara destaca que sus cuentas se sustentan en un sólido desempeño operativo y en el aumento de las ventas comparables (a igual superficie) en todas las áreas geográficas. “La fortaleza del modelo integrado de tiendas y online, que, impulsado por la constante inversión, permite alcanzar estas sólidas cotas de crecimiento y la consiguiente generación de empleo”, explica el presidente ejecutivo de Inditex, Pablo Isla.

El dueño de cadenas como Zara, Bershka, Massimo Dutti u Oysho, asegura en la presentación de sus cuentas que su negocio en España registra un crecimiento positivo de ventas en superficie estable, en línea con sus demás zonas geográficas.

Como suele ser habitual, Inditex ha dado un avance de cómo será su segundo trimestre y todo apunta a que mejor que el actual. La cadena de moda ha adelantado que entre el 1 de mayo y el 11 de junio su facturación a tipos constantes aumentó de 9% pese a la adversa meteorología.

El margen bruto sobre ventas, la variable de Inditex que examinan con lupa los analistas, mejoró 3%, hasta los US$3.910 millones y alcanzó  58,9% de las ventas, frente al 58,2% del año anterior. Para el conjunto de 2018, la compañía ha avanzado en la presentación de sus resultados que mantiene su previsión de un margen bruto estable.

Su beneficio bruto operativo (ebitda) rompió la racha de cuatro trimestres a la baja y logró aumentar 1%, hasta los US$1.321 millones, superando los US$1.292 millones previstos por Reuters. Mientras, su beneficio neto (ebit) creció 2%, hasta US$1.000 millones.

Inditex abrió nuevas tiendas en 36 mercados entre febrero y abril, con lo que al cierre del trimestre contaba con 7.448 tiendas en 96 países. “La superficie comercial siguió creciendo, mientras la compañía continuó con la política de diferenciación, ampliación y optimización de tiendas”, ha destacado el grupo, que, espera un aumento neto del 6% de la superficie de venta en 2018. La empresa abrió Zara ‘online’ en Australia y Nueva Zelanda en este trimestre. Las renovaciones e inversiones se centraron especialmente en la incorporación de avances tecnológicos ligados a la política de integración de tiendas y venta a través de Internet.

 

TEMAS


Inditex - Zara - España - Confecciones - Textiles