ING pagará multa de US$900 millones para resolver investigación de lavado de dinero

La entidad crediticia está emprendiendo acciones contra una serie de empleados y exempleados de alto nivel con relación al caso.

Bloomberg

ING Groep NV aceptó pagar US$900 millones para llegar a un acuerdo en una investigación de la Fiscalía holandesa por cuestiones que comprenden lavado de dinero y prácticas corruptas en una de las multas más abultadas que se hayan impuesto a los bancos del país en una causa penal.

La entidad crediticia reconoció “deficiencias graves” en la ejecución de las políticas de debida diligencia para clientes de los bancos destinadas a prevenir el delito financiero en su unidad holandesa desde 2010 hasta 2016, según un comunicado dado a conocer este martes por el banco con sede en Ámsterdam. La entidad crediticia está emprendiendo acciones contra una serie de empleados y exempleados de alto nivel con relación al caso, aunque dijo que espera resolver la cuestión con la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos (SEC por su sigla en inglés) sin más multas.

La investigación se centró en el papel que desempeñó el banco en cuestiones como pagos inusuales por parte de VimpelCom Ltd. a una compañía que es propiedad de un funcionario gubernamental uzbeko, ha dicho la fiscalía pública holandesa. VimpelCom, que cambió su nombre por Veon, se declaró culpable en 2016 de haber violado las leyes estadounidenses contra la corrupción y aceptó un acuerdo negociado por US$795 millones con las autoridades estadounidenses y holandesas en una causa relacionada con su subsidiaria en Uzbekistán. ING es sospechoso de no haber brindado información sobre transacciones inusuales o de no haberlas informado en forma oportuna, dijo el fiscal.

“Dada la gravedad de los asuntos y el hecho de que el Departamento de Justicia estadounidense participó de la investigación, yo suponía que la multa total se elevaría a varios cientos de millones de euros”, dijo en una declaración por correo electrónico Robin van den Broek, analista de Mediobanca.

Las acciones de ING fluctuaron entre subas y bajas al inicio de las operaciones en Ámsterdam, en tanto se ubicaban 1,3% abajo en US$13,3 a las 09:35 hora local.

Cargo trimestral

El pago consistirá en una multa de US$783,6 millones y una devolución de ganancias ilícitas de US$116 millones, en tanto la suma total se tomará como un cargo por única vez en los resultados del tercer trimestre del banco, dijo la entidad. Anteriormente, sólo había dicho que probablemente tendría que pagar un importe significativo para resolver la causa. El pago de US$116 millones representa lo que ING no gastó debidamente en dotación de personal durante el período en cuestión para la implementación y ejecución de políticas y procedimientos.

La junta ejecutiva del banco renunciará a sus bonificaciones correspondientes a 2018 en razón de la multa.

“Estamos tomando una serie de medidas contundentes para fortalecer nuestra gestión de riesgo de cumplimiento y sostener una fuerte cultura de gestión de riesgo y llevaremos a cabo más mejoras para garantizar que podamos contribuir plenamente a proteger la integridad del sistema financiero”, dijo en la declaración el máximo responsable de ING en los Países Bajos, Vincent van den Boogert.

Entre las medidas adoptadas contra una serie de empleados y exempleados de alto nivel figuran el retiro de bonificaciones y la “suspensión de funciones”, según el banco. ING anunció una batería de nuevas medidas destinadas a reforzar los requisitos sobre cumplimiento y conocimiento de los clientes, como comités de riesgo de clientes en cada unidad de negocios y un programa para fortalecer la cultura interna del banco en materia de cumplimiento.

TEMAS


Comercio - Multas - ING - Holanda