Intentan frenar el pago de dividendos de empresas

Ripe

Telecom, Siderar, Consultatio y Minetti son algunas de las 15 grandes empresas que definirán el destino de sus utilidades con una fuerte presión oficial para que reinviertan ganancias.

El objetivo es ambicioso: buscan retener dentro de las empresas más de US$4.000 millones que ganaron el año pasado y cuyo destino se resolverá en las asambleas de accionistas que mantendrán durante abril. La intención de la presidenta Cristina Fernández, es que los fondos se destinen a inversiones. De esa manera, servirán para incrementar la oferta doméstica de productos con vistas a combatir la inflación, disminuir la erogación de dólares mediante importaciones y evitar la compra del billete verde a partir de los pesos que reparten las empresas.

TEMAS


Dividendos