Intereses distantes ponen en riesgo consenso

Paula Medina - pmedina@larepublica.com.co

Hoy será una jornada decisiva para la Cumbre de las Américas que se celebra en Cartagena. Los 33 mandatarios debatirán los temas de interés común para la región y procurarán romper la mala racha de las anteriores Cumbres para alcanzar por primera vez un consenso que se traduzca en hechos reales.

Sin embargo, desde los primeros encuentros de los mandatarios en Cartagena empiezan a sentirse diferencias en las prioridades de sus agendas.

Uno de los jefes de Estado más arrinconado, es el presidente de Estados Unidos, Barack Obama que aterrizó ayer en el aeropuerto Rafael Nuñez de la Heroica. Sus vecinos de América del Sur presionarán hoy por mayor atención y por el trato de iguales que recién posesionado había prometido el mandatario norteamericano con los latinos.

El mismo presidente Juan Manuel Santos, su mayor aliado en la región, hizo un llamado al gobierno estadounidense para que 'mire más hacia el sur' donde puede encontrar grandes aliados.

El presidente de México, Felipe Calderón, quien llegó a Cartagena abogando por derribar las barreras comerciales y dejar a un lado el proteccionismo, también exhortó a Estados Unidos a acompañar a América Latina en su 'proceso de crecimiento' ya que 'en el contexto mundial la única manera de que podamos crecer es vinculando economías' agregó.

El debate de La Habana
'Habría sido importante que el pueblo cubano esté presente', dijo Evo Morales apenas se bajó de su avión privado en territorio colombiano dejando en claro que su propósito en la Cumbre de las Américas será lograr 'que sea la última cumbre sin Cuba'. Los discursos de los representantes del gobierno de Estados Unidos, como la Secretaria de Estado Hillary Clinton siguen siendo enfáticos en que los miembros de la comunidad de las Américas deben regir bajo principios democráticos. Queda claro que Barack Obama procurará mantener un veto a la participación de Cuba en estas citas hemisféricas y esquivará los llamados de sus homólogos.

KIRCHNER insiste con malvinas
El gobierno de Cristina Fernandez es tal vez el que llega a Colombia con una la agenda más egoísta. El canciller argenti no preparó el camino para su presidenta pidiendo apoyo para condenar lo que calificó como una 'agresión de Gran Bretaña a Argentina'por la soberanía que Gran Bretaña mantiene sobre las islas Malvinas. Tema espinozo para algunos que no están muy contentos con las últimas trabas comerciales de Fernández y que tampoco quieren ganarse de enemigo al Reino Unido.

Será dificil ignorar las diferencias y limar las asperezas para encontrar un objetivo común y hacer de esta una Cumbre diferente.