Irán suspendió el suministro de petróleo a España y podría seguir con Alemania

Expansión

Teherán decidió suspender las exportaciones de petróleo a España y podría también poner fin a las ventas a Alemania e Italia, según un anuncio de la televisión estatal iraní. Irán podría estar cumpliendo así sus insistentes amenazas. Desde que EE.UU. en diciembre y la Unión Europea en enero anunciaran una batería de sanciones contra Teherán para frenar su programa nuclear.

Las autoridades iraníes han venido advirtiendo que podrían cortar el grifo de las exportaciones de crudo a algunos países europeos. España, hasta ahora uno de los grandes importadores europeos del petróleo iraní, siempre ha estado en el listado de los países amenazados.

La Embajada de España en Teherán asegura no haber recibido de momento ninguna comunicación oficial ni extraoficial de las autoridades iraníes sobre ese posible corte de suministro de crudo. Según fuentes diplómaticas, las petroleras españolas Repsol y Cepsa esperaban dar por finalizadas sus importaciones de petróleo iraní el el pasado mes de marzo, 'aunque se ha podido producir algún retraso'. España está reduciendo gradualmente las importaciones de crudo de Irán, que el año pasado supusieron cerca de un 15% del total que llegó al mercado español.

Hasta la aprobación de las sanciones por los Veintisiete, Irán exportaba en torno a 792.000 barriles diarios a Europa, más de un tercio de los 2,15 millones totales, según los datos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) correspondientes al pasado septiembre. En ese momento, España, con 196.000 barriles diarios, era el mayor importador europeo de crudo procedente de Irán. Le seguía Italia, con 186.000 barriles, y después Grecia, con 103.000. España ha trabajado en los últimos meses en busca de alternativas al crudo iraní. Las importaciones a España de hidrocarburos procedentes de Irán se situaron en enero en 279.000 toneladas, lo que supone una caída del 31% con respecto a las 407.000 toneladas de diciembre

Las amenazas de Irán a las potencias
El pasado febrero Irán ya amagó con poner fin a las exportaciones de crudo a España y a otros países europeos. Entonces también la televisión pública iraní fue la encargada de anunciar la puesta en marcha de la medida, que fue desmentida apenas dos horas después por el Gobierno de Teherán. La suspensión de las exportaciones a España aparece a cuatro días de la cumbre en la que Irán negociará su programa nuclear con las grandes potencias internacionales, representadas en el denominado Grupo 5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania). Por su parte, Arabia Saudí ya mostró su disposición a aumentar su producción de crudo para cubrir un eventual problema de suministro.

TEMAS


España - Petróleo