Japón y Francia planean reducir uso de energía nuclear

Reuters

Dos de los principales defensores mundiales de la energía nuclear dieron un duro golpe a la industria. Japón afirmó que cerrará gradualmente sus plantas y Francia confirmó planes para reducir su fuerte dependencia en esa tecnología, tras preocupaciones sobre el desastre de Fukushima.

Japón, que produjo más de un 10% de la energía nuclear global antes de sufrir el año pasado el accidente en Fukushima, se une a Alemania, Suiza y Bélgica en la decisión de cerrar plantas y gastar más dinero en energías renovables.El primer ministro nipón, Yoshihiko Noda, anunció que Japón dejará la energía nuclear hasta la década de 2030 y triplicará la proporción de fuentes renovables a un 30% de su mezcla energética.

En París, el presidente François Hollande confirmó su promesa de campaña de recortar la participación de poder nuclear en la mezcla energética de Francia a un 50% al 2025, desde un 75%.

Al mismo tiempo, instó a la Unión Europea a establecer duras metas para recortes en las emisiones de gases de efecto invernadero al 2030 o 2040.

?Tenemos una estrategia ambiciosa?, declaró Hollande y llamó a un recorte del 40% en emisiones de dióxido de carbono (CO2) al 2030 y una reducción de un 60% al 2040 a nivel europeo, superior a la meta del 20% establecida para el 2020.