Kirchner endurece control a importaciones de mineras

Reuters

El gobierno de Argentina endureció los controles a las importaciones de las empresas mineras, en una nueva medida que busca proteger el superávit comercial y frenar la salida de divisas.

Las compañías deberán a partir de ahora presentar sus previsiones de compras de bienes y servicios al exterior con una antelación de 120 días a un comité gubernamental que evaluará si las autoriza. Cerca del 70 por ciento de los insumos usados por la industria minera son importados.

Además, las compañías deberán crear un departamento dedicado a la sustitución de importaciones.

La nueva exigencia se suma al permiso que todas las empresas en el país deben tramitar desde febrero pasado ante la oficina de impuestos para tener acceso a los dólares necesarios para financiar importaciones. En un comunicado, el Gobierno dijo que los mayores controles a la minería son necesarios para 'preservar las fuentes laborales, creando nuevas oportunidades de trabajo y profundizando el proceso de sustitución de importaciones'.

Mineras globales como Barrick Gold, AngloGold Ashanti y Vale están desarrollando millonarios proyectos extractivos en Argentina. Una fuente del sector dijo a Reuters bajo condición de anonimato que la industria minera ya venía trabajando con el Gobierno en un programa de sustitución de importaciones, aunque no se esperaba una resolución que estableciera un escrutinio tan estricto de todas las compras en el exterior.

Desde el año pasado, cuando el Gobierno endureció los controles sobre importaciones y aplicó el control de cambios, las mineras están obligadas a liquidar en el mercado local todas las divisas que obtengan por exportaciones.