La acción de los bancos centrales de la región empieza a frenar revaluación: sondeo

Reuters

Las monedas latinoamericanas subirían moderadamente contra el dólar en los próximos meses, ya que los bancos centrales de la región parecen más propensos a bajar las tasas de interés y a intervenir en los mercados cambiarios para estimular sus economías, según sondeos de Reuters.

Después de que algunas monedas acumularan fuertes ganancias en lo que va de este año, los inversioniss probablemente tendrán que esperar al menos hasta la segunda mitad del año para una nueva ronda de apreciación.

El peso mexicano y el real serían los de mejor desempeño, sobre todo en el caso de la moneda de Brasil, donde la creciente inflación dejará menos espacio para intervenciones cambiarias.

El cambio de tono de los bancos centrales de la región fue notable, dijeron analistas de Citigroup en un informe.

"El banco central mexicano suena mucho más moderado contra la inflación, al igual que el banco central de Colombia, y el de Chile pronto debería seguir sus pasos", sostuvo el informe, que señaló además que las autoridades de la región "prefieren tipos de cambio más débiles" a través de la intervención directa.

Los analistas son cautos frente a la posibilidad de un cambio en el escenario global, que se mantiene sumamente frágil.

La persistente crisis de deuda de Europa, la desaceleración de la economía de China y las menores perspectivas de un nuevo estímulo monetario en Estados Unidos son los principales riesgos identificados por los 37 economistas y estrategas sondeados a lo largo de la región.

Al peso chileno se lo ve en 490 unidades por dólar de acá a un mes y en 485 en un año, ligeramente inferior a su nivel actual de 484 unidades, mientras que se prevé al peso colombiano  casi sin cambios en 1.768 unidades por dólar dentro de un año, según el sondeo.

Ambas monedas se fortalecieron un 7% y un 10% este año hasta la fecha, respectivamente, impulsadas por las fuertes entradas de capital -alimentadas por la masiva impresión de dinero por parte de los bancos centrales en los países desarrollados-.

El banco central de Colombia detuvo las alzas de tasas de interés y mantuvo estables los costos de endeudamiento por segundo mes consecutivo el lunes. También votó a favor de extender por otros tres meses su programa de compra de dólares. El banco va a comprar por lo menos US$20 millones al día en el mercado spot hasta el 2 de noviembre.

El Banco Central de Chile, que también tiene antecedentes de intervención en el mercado, redujo su tasa de interés referencial en 25 puntos básicos a un 5% en enero por temores de que la demanda en Europa y China se desacelere y golpee al país, dependiente de las exportaciones.

En el caso del peso mexicano, se espera que tenga mejor fortuna que sus vecinos de la región y se aprecie hacia abril del 2013 aunque a un ritmo más tibio, después de subir más de un 7% en lo que va del año.

La mediana de los pronósticos de 16 analistas apunta a que la moneda mexicana cotizaría en 12,73 unidades por dólar dentro de un año, cerca de un 2% más fuerte que el cierre del miércoles de 12,93.

Se espera que los inversores permanezcan cautelosos antes de las elecciones presidenciales de julio en México, a la espera del segundo semestre de este año para reanudar la ruta de fortalecimiento de la moneda.

"Sabemos que va a ser una continuación del modelo económico, sin embargo no sabemos lo que van a ser las principales políticas económicas", dijo a Reuters Alfredo Coutiño, director de Moody 's Analytics para América Latina, en referencia al programa de los candidatos presidenciales.
 

TEMAS


Dólar