La banca española impulsa la prima de riesgo a superar todos sus récords

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

La incertidumbre sobre lo que pueda pasar con la banca española, en especial en un momento extremo de la crisis europea, mandó la prima de riesgo del país a superar todos sus récords y cerrar por primera vez por encima de los 500 puntos.

Por si fuera poco, las palabras del presidente del gobierno, Mariano Rajoy fracasaron en traer tranquilidad a un mercado que no quita sus ojos de Bankia.

Desde que España se unió a la moneda común, nunca antes le había salido tan caro colocar deuda pública entre los inversionistas internacionales. El interés de su deuda a 10 años alcanzó 6,47% y la diferencia con los rendimientos de los papeles alemanes, o prima de riesgo, cerró el día con 511 puntos básicos.

En este sentido, lo que le está costando al país en poner de deuda se acerca mucho al 7% en que los analistas consideran empezar a hablar de un rescate, pues los mercados ya no podrían financiar al Estado.

Si bien la nacionalización de Bankia anunciada este mes o el rescate de más de ?$19.ooo millones (US$23.800 millones) que deberá recibir es la noticia que más ha mantenido el nerviosismo de inversionistas, Rajoy insistió en que el aumento de la prima de riesgo no se debe al sector bancario sino a la situación general de la crisis europea.

'Con una prima de riesgo de 500 puntos básicos es muy difícil financiarse y hay que solucionar este problema', dijo ayer el presidente del gobierno.

'Debemos corregir el déficit y hacer las reformas, pero además es muy importante que se resuelva la sostenibilidad de la deuda', agregó el mandarario, quien además espera 'una respuesta clara y contundente que disipe todas las dudas sobre el euro' de parte de los directivos de la Unión Europea (UE).

'Si el riesgo fuera solo por el panorama de contagio de la crisis, la primas de Francia e Italia tambien estarían en niveles preocupantes, pero la golpeada sigue siendo la española', dijo Marisol Torres, analista del Helm Bank.

En efecto, los analistas están de acuerdo en que la situación del sistema bancario también genera mucha incertidumbre con la economía del país, en especial Bankia por el riesgo que tiene por su exposición.

La entidad reveló la semana pasada que necesita ?$19.000 millones de capital para sanear sus cuentas. El gobierno, que ahora es el dueño de la mayor parte de la entidad, aceptó la inyección argumentando que el rescate de Bankia tiene como objetiva proteger los ahorros de los españoles y devolver la confianza a los mercados.

Sin embargo, el gobierno dijo que no irá más allá de esto y afirmó que 'no va a haber ningún rescate de la banca española'.

Sin embargo, para los analistas el saneamiento que tendrá Bankia, puede no ser suficiente.

'Esta ayuda que anunció parece incipiente a corto plazo, pues la caja está muy expuesta a deuda publica. Eventualmente uno pensaría que el gobierno deberá salvar a los bancos más grandes', dijo Torres.

'Yo he visto que no es suficiente y España, de llegar a necesitar para otros bancos, no tendría tanto capital. Esto deja ver que la crisis aún no se ha solucionado', dijo Jose Fernando Restrepo, director de investigaciones económicas de Interbolsa.

'A medida en que siga saliendo este tipo de noticias y permanezca la incertidumbre va a mantenerse la prima muy alta. El problema es que si sigue así, dependiendo de la deuda, cada vez será más alta para ellos', agregó.

De ahí que la tranquilidad que pueda infundir el mandatario será clave para el comportamiento del mercado en los próximos días.

Pero otro de los golpes que recibió la confianza en la economía española fue que durante su intervención de ayer, el presidente Rajoy no supo aclarar de donde vendrían los fondos necesarios para salvar a Bankia.

Lo que sí aseguró fue que el capital que se le inyecte al banco no tendrá efecto alguno sobre el déficit del país, sino sobre la relación entre la deuda y el PIB.

Cabe recordar que en la actualidad, España tiene problemas para presentar un presupuesto balanceado ante las autoridades de bloque monetario, las cuales exigen que el gobierno cierre el año con un déficit de 5,3%.

De ahí que para lograr que la inyección que necesita Bankia el gobierno deberá acudir al Banco Central Europeo por dinero en forma de deuda pública para que no contribuya con el índice. Sin embargo, Rajoy dijo que el Gobierno no ha hablado con su presidente Mario Draghi, sobre la posibilidad de inyectar en Bankia los dineros que necesita mediante deuda pública, en vez que en efectivo.

En la actualidad, España, si bien supera el límite establecido por la UE para la deuda, no está a un nivel tan preocupante como otros países.

Ibex lideró las caídas de las bolsas
Las acciones europeas cerraron en baja ayer revirtiendo las ganancias iniciales de la jornada porque la preocupación sobre la salud de la banca española volvió a ensombrecer el ánimo de los inversores.

El índice Ibex de España registró el mayor descenso entre los referentes europeos, de un 2,2%, presionado por las acciones de los pesos pesados Santander y BBVA , ante el creciente costo para las arcas públicas de apoyar a los prestamistas del país.

El índice de acciones europeas FTSEurofirst 300 cayó un 0,1% a 983,58 unidades, impulsado por encuestas de opinión que sugirieron que los partidos griegos partidarios de un rescate financiero podrían lograr formar un Gobierno.

Las opiniones

Marisol Torres
Analista de Helm Bank

'Si el riesgo fuera solo por el panorama de contagio de la crisis, la primas de Francia e Italia también serían preocupantes, pero la golpeada es la española'.

Jose Fernando Restrepo
Director de investigaciones económicas de Interbolsa.

'Yo he visto que no es suficiente y España, de llegar a necesitar para otros bancos, no tendría tanto capital. Esto deja ver que la crisis aún no se ha solucionado'.

TEMAS


Bancos - España