La crisis de Donald Trump aún no toca a la economía estadounidense

Reuters

Los indicadores macro están en terreno positivo

Sebastián Montes - smontes@larepublica.com.co

La situación que enfrenta Donald Trump es tan compleja como inusual. Mientras que su economía asciende a máximos históricos con una inflación de 2% y un dólar que aún permanece fuerte, su imagen pública se hunde a raíz de la situación judicial de su exabogado, Michael Cohen, y su exjefe de campaña, Paul Manafort. Mientras que el primero dijo ser culpable de delitos como evasión de impuestos y declaraciones falsas a los bancos, el segundo fue condenado por lavado de dinero y fraude fiscal.

El buen estado de la economía estadounidense se justifica en indicadores como una expansión del PIB de 3,1% para este año; el aumento del gasto público registrado en marzo, cuando el Congreso anunció un paquete de US$1,3 billones; una disminución histórica de la tasa de desempleo, que llegó a 3,9% en julio y se ubicó cerca de su nivel más bajo desde abril de 2000; además de un mayor poder adquisitivo de las familias, factor que surge como consecuencia de los recortes impositivos de Trump.

Todos estos detalles fueron resaltados ayer por el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, durante la cumbre mundial de banqueros en Jackson Hole, Wyoming. En dicho encuentro, el ejecutivo también anunció un crecimiento “lento pero continuo” en las tasas de interés, que llegan actualmente a 2% con el fin de “encontrar un equilibrio correcto entre promover el crecimiento económico y controlar los excesos”.

Al mismo tiempo, los dos aumentos de las tasas de interés que implementó la Fed en 2018 contribuyeron al incremento de casi 6% del dólar este año, según comentaron analistas de Bloomberg.

Sin embargo, dichas medidas van en contra de los deseos de Trump, cuya intención radica en mantener tasas de interés bajas para combatir los posibles efectos de la guerra comercial que libra con China desde el 6 de julio, cuando ambas naciones gravaron aranceles de 25% en productos avalados en US$34.000 millones.

Para el profesor de Economía de la Universidad de Nueva York, Gian Luca Clementi, dijo que “el discurso de Powell es consistente con la política de la Reserva Federal de mantenerse absolutamente independiente del Gobierno, y al mismo tiempo muestra el cuidado que está teniendo la organización al monitorear el estado de la economía estadounidense”.

Asimismo, el experto añadió que la conducta de la Fed tiene el potencial de generar mayor confianza en los inversionistas extranjeros que deseen entrar a Estados Unidos dado su atractivo económico.

LOS CONTRASTES

  • Gian Luca ClementiProfesor de Economía de la Universidad de Nueva York

    ”El discurso de Powell es consistente con la política de la Reserva Federal de mantenerse absolutamente independiente del Gobierno”.


  • Neal HartmanProfesor de Comunicación Gerencial del MIT

    “A los inversionistas no les gusta la inseguridad, y lo cierto es que la actitud de Trump los está poniendo muy nerviosos”.

Esa característica puede ser el salvavidas que necesita el país para que la inversión extranjera no disminuya gracias a los impulsos de Trump, que se ha mostrado muy activo en sus redes sociales durante el seguimiento de los casos de Cohen y Manafort.

El profesor de Comunicación Gerencial del MIT, Neal Hartman, mencionó que “la principal preocupación de los inversionistas tiene que ver con la estabilidad política, y la actitud de Trump genera muchas inseguridades sobre lo que vaya a pasar con su administración”.

Ataques a Cohen y a la justicia en caso Manafort

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario declaró que “me siento muy mal por Paul Manafort y su maravillosa familia. ‘La justicia’ tomó un caso tributario de hace 12 años, entre otras cosas, aplicó una presión tremenda sobre él y, a diferencia de Michael Cohen, se negó a inventar historias para obtener un ‘trato’”. Con respecto a su exabogado, Trump le acusó de buscar beneficios con el FBI al declararse culpable de dos cargos de violaciones de financiamiento de campaña que, subrayó, “no son un delito”.

TEMAS


Estados unidos - Estados Financieros - Donald Trump - PIB - Inflación - Dólar - Desempleo