La crisis de Europa impacta en la demanda de las viviendas de lujo en el mundo

Reuters

La demanda por las casas más caras del mundo se enfriaría tras dos años de fuerte crecimiento, debido a la preocupación por la crisis de deuda de Europa y por la salud de la economía global y a medidas de los gobiernos asiáticos a favor de una congelación de los precios, según una investigación.

Los datos de la consultora inmobiliaria Knight Frank señalaron que el precio medio de casas de lujo en 23 ciudades clave del mundo cayó por primera vez desde 2009 cerca de 0,4% en el primer trimestre de 2012, reflejando una desaceleración de la demanda.

Este dato supone un notable descenso respecto al mismo periodo de 2011, cuando los precios de las casas de lujo se elevaron un 6,6%, dijo Knight Frank.

"Hay cierto nerviosismo entre los inversores por saber hacia dónde va la economía. En los últimos dos-tres años se ha visto una importante revalorización, y esta caída se debe a la crisis de la eurozona y a una recuperación de la recuperación de la economía mundial mucho más lenta de la que se había previsto", dijo el responsable de Estudios Residenciales de Knight Frank, Liam Bailey, a Reuters.

La crisis de deuda de Europa se enfrentó a un nuevo obstáculo la semana pasada cuando los votantes griegos rechazaron el rescate en unas elecciones legislativas.

Al mismo tiempo, los economistas están prediciendo otro año de desaceleración del crecimiento en Estados Unidos y Asia, donde los gobiernos de China y Singapur están introduciendo medida para enfriar sus candentes mercados inmobiliarios.

Knight Frank dijo que la caída de los precios en el sector de las viviendas de lujo en los tres primeros meses del año la lideraba la ciudad de Tel Aviv, donde los precios disminuyeron 6,6%, y Kiev, donde cayeron 6,4%.

El valor de las casas de lujo en ciudades estadounidenses como Nueva York y Miami descendió 4,3% y 1,9%, respectivamente, en el primer trimestre del año, revirtiendo una tendencia de crecimiento de dos dígitos registrada el año pasado.

Knight Frank dijo que, sin embargo, seguía habiendo una fuerte demanda de inversores internacionales en ciudades como Londres y Singapur, donde los precios subieron 2,7% y 1,9%, respectivamente, a pesar de los nuevos impuestos a las nuevas viviendas introducidos durante se periodo.

Las viviendas de lujo fueron en los últimos dos años un refugio seguro para los millonarios extranjeros en Nueva York, París y Londres, mientras que el fuerte crecimiento económico y una pujante clase media impulsaron la demanda local por este tipo de casas en ciudades emergentes como Nairobi y Yakarta.