La desaceleración de Brasil genera nerviosismo sobre las economías emergentes

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

Brasil, considerada como la séptima potencia emergente del mundo y uno de los países Bric, le bajó los ánimos a la economía internacional, luego de que el Instituto de Geografía y Estadísticas, Ibge, diera a conocer el reporte de su crecimiento en el primer trimestre, periodo en el que su Producto Interno Bruto sólo creció un 0,2% con respecto a los últimos tres meses del 2011.

La situación del Estado brasileño del primer trimestre de 2012, que alcanzó cerca de US$508.412 millones en su PIB, se suma a la mala racha que economías emergentes como China e India han vivido en los primeros meses del año.

Lo preocupante en el panorama internacional, de acuerdo con analistas, es que las economías emergentes comienzan a perder su imagen esperanzadora ante la crisis que los países de la zona euro y numerosas empresas han vivido debido al estancamiento económico de Europa.

El ex ministro de comercio exterior de Colombia, Carlos Ronderos, explicó que esta situación no es positiva para los países emergentes pues habla de una reducción de su actividad económica y agregó que 'países como Brasil, China e India se han visto afectados porque los países europeos que dinamizaban la demanda de sus productos han desacelerado la actividad de importación'.

A su vez, Germán Nova, profesor de economía de la Universidad Nacional, apoyó la idea que 'las economías emergentes están siendo afectadas por la crisis europea', y que 'las secuelas del estancamiento económico del continente empiezan a tener implicaciones en el crecimiento de regiones de Latinoamérica'.

Y la preocupación no es para menos. En sectores como el agropecuario, Brasil presentó una reducción del 7,3%, mientras que en la actividad industrial sólo creció un 1.7% frente al cierre del 2011.

En cuanto al nivel de consumo familiar, la cifra aumentó sólo 1%, mientras que el consumo del gobierno aumentó 1,5% frente al último trimestre del año pasado.

Para ambos expertos, esta tendencia se debe, especialmente, a la reducción que China también presentó durante el último periodo, ya que el país asiático es el principal socio de Brasil.

Pero resulta aún menos esperanzador que, según analistas internacionales consultados por Reuters, se espera que la economía china siga en desaceleración en el segundo trimestre del año, periodo en el que alcanzaría un 7.9% de crecimiento, su cifra más baja desde el 2009.

Para el caso de India, el país registró una expansión del 5,3% durante el primer trimestre frente a un crecimiento del 6,1% que durante la última parte del año pasado.

Y, ¿qué oportunidades tiene Colombia, considerada la economía emergente número 12 del mundo?
Para Ronderos, Colombia aún no se ha visto directamente impactada por las secuelas de esta crisis, y es por ello que el país aún está a tiempo de aprovechar el buen momento que vive su economía y tomar medidas preventivas.

Por su parte, Gonzalo Palau, docente de economía de la Universidad del Rosario, explicó que Colombia debe ser cuidadosa, especialmente ante los recientes resultados del crecimiento de Estados Unidos que también evidenciaron señales de desaceleración con 1,9%.

En este escenario, las exportaciones de Colombia dirigidas al estado norteamericano pueden verse en riesgo por la reducción del nivel de demanda de consumidores y la capacidad de consumo del gobierno.

Factores atractivos de la economía brasileña
El estudio de competitividad realizado por la escuela de negocios IMD, tuvo a consideración 15 puntos en los cuales la economía brasileña resulta atractiva para los empresarios.

En primer lugar, y con un apoyo del 90,9%, el dinamismo actual de la economía fue el sector mejor valorado por los ejecutivos de los 59 países que hacen parte de la evaluación. Le sigue la estabilidad política y predictibilidad, como el segundo mejor valorado con un 77,3% de los votos. En tercer lugar, la apertura y las actitudes positivas fueron apoyadas por 67% de los votantes. En cuanto a los menos considerados están el régimen fiscal competitivo, nivel educativo y la infraestructura fiable, con un 0%, 1,10% y 1,10%, respectivamente.

TEMAS


Brasil - Empleo