La desaceleración no sería una excusa para arriesgar la salud crediticia en Brasil

Marcela Chacón Sierra - mchacon@larepublica.com.co

A pesar de que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (Bndes) ofreció préstamos a un ritmo acelerado para los próximos años con el fin de reactivar la mayor economía de América Latina, estas medidas fueron mal vistas por el último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual advierte que los aumentos de crédito de consumo en el país son riesgos que deben ser vigilados.

El sistema financiero de Brasil, a pesar de ser la quinta economía emergente más grande del mundo, en este momento está expuesto a los efectos de la volatilidad de los mercados internacionales, sobre todo en materias primas y capitales, según analistas económicos.

Para Marcel Hofstetter, director del programa de Economía de la Universidad de La Sabana, “el acelerado aumento de créditos en Brasil es consecuencia del éxito de la política económica impulsada en el gobierno de Lula da Silva. Sin embargo,esta situación estará en riesgo si la economía sigue en freno”.

“Estos créditos podrían generar problemas en las personas jurídicas y empresas del país, en caso de no poder asumir sus compromisos financieros a futuro”, añadió.

Esta misma perspectiva la comparte Dimitri Demekas, Director Adjunto del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital del FMI , y jefe del equipo encargado de la evaluación en Brasil: “Existe el riesgo de que el sistema financiero sea víctima de su propio éxito dentro del país”, aseguró.

Hay quienes afirman que la tensión en algunos sectores en Brasil podría ser evidente, después de la decisión del Bndes, al aumentar un 8% los préstamos hasta 2015, según el presidente del banco , Luciano Coutinho.

Para Eduardo Bolaños, analista en Economía de Asesores en Valores,“el gobierno de Brasil busca reducir las tasas de interés para seguir el ‘boom’ crediticio y así aumentar el impulso de la economía”. Sin embargo, estas medidas económicas contracíclicas generan preocupación en muchos sectores de la economía brasileña, especialmente en el sector inmobiliario.

“Si las tasas de interés en Brasil siguen disminuyendo y la economía no genera un crecimiento, podría estallar una burbuja económica como la de Estados Unidos”, dijo Bolaños, al estimar que el endeudamiento de los hogares y el rápido encarecimiento de la vivienda en localidades de gran demanda, como Sao Paulo y Río de Janeiro, son claras señales para vigilar cuidadosamente los datos financieros y estar preparados para cualquier presión que se dé en uno de los países más estables de la región.

Las opiniones

Marcel Hofstetter
Director del programa de economía de la Universidad de la Sabana

“La ampliación de créditos es consecuencia del éxito de las políticas económicas en el gobierno de Lula da Silva. Sin embargo, esto podría generar problemas en personas jurídicas que no puedan asumir sus responsabilidades a futuro”.

Eduardo Bolaños
Analista de economía internacional de Asesores en Valores

“Si las tasas de interés en Brasil siguen disminuyendo y la economía no genera un crecimiento considerable, podría estallar una burbuja económica como la de Estados Unidos, especialmente en el sector inmobiliario”.

TEMAS


Brasil