La deudas sin pagar y la presión internacional acorralan al gobierno de Venezuela

Reuters

Los compromisos vencidos de sus bonos ascienden a US$2.600 millones

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

Más allá de los resultados finales de las elecciones presidenciales que se hicieron ayer en Venezuela, el panorama para su economía sigue siendo la misma. Las deudas y la presión internacional tienen acorraladas las cuentas de ese país, que ha visto como sus bolsillos se han desocupado a la par de la mala administración del Gobierno y de la caída de los precios internacionales del petróleo.

La presión que aumentó con la llegada del gobierno de Donald Trump y la conformación del Grupo de Lima, al que pertenece Colombia, pues ha aislado a Venezuela hasta tal punto que ahora solo cuenta con el apoyo de países como Bolivia, Nicaragua y algunos centroamericanos. El aumento de la presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro también sucedió a la par de la salida de aliados como Cristina Fernández, en Argentina; Rafael Correa, en Ecuador; y Dilmar Rousseff, en Brasil.

LOS CONTRASTES

  • Ronal RodríguezObservatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario

    “La industria petrolera es una de las mas golpeadas de Venezuela, y no se debe solo a la salida de los grandes ingenieros de petróleos"

Las sanciones que emitió el gobierno de Trump, en donde prohibió que los estadounidenses dejaran de negociar con la deuda venezolana, puso en jaque a las ya deterioradas cuentas nacionales. En abril, Venezuela contaba con 18 de sus 24 bonos vencidos, entre los que están papeles soberanos, de la estatal petrolera Pdvsa y de Electricidad de Caracas.

El monto a pagar superaba los US$2.600 millones con pocas esperanzas de honrar con estos compromisos. “La industria petrolera es una de las más golpeadas de Venezuela, y no se debe solo a la salida de los grandes ingenieros de petróleos, sino de los operarios que, con un salario como el que reciben, no pueden solventar su vida diaria y están mudándose hacia otros países”, consideró Ronald Rodríguez, del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario.

A pesar de que los precios del petróleo han vuelto a los máximos de 2014, la industria petrolera de Venezuela parece no beneficiarse. Los reportes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo muestran la manera en la que la producción de la economía socialista ha caído hasta tal punto que registra una contracción de 45% desde 2013. Pdvsa pasó de ser la joya de la corona y de generar más de 90% de los ingresos fiscales de Venezuela, a tener que importar petróleo y a sufrir embargos en el Caribe ante el incumplimiento de sus obligaciones.

El gobierno que arrancará tendrá que sortear estas dificultades, en medio de un panorama poco favorable: según datos recopilados por Reuters, habrá una caída en el PIB de -14%; una inflación de 13.864% para este año y con 87% población en la pobreza.

TEMAS


Nicolás Maduro - Crisis Venezuela - Constituyente Venezuela - Pdvsa - Elecciones Venezuela - Henri Falcón