La economía china evidenció inesperadas señales de debilidad en datos de abril

Reuters

La producción industrial china se debilitó fuertemente en abril, con la inversión desacelerándose a su menor nivel en casi una década, lo que muestra una economía sorprendentemente vulnerable al bajón global y una contracción del crédito local.

La producción industrial aumentó un 9,3% en abril, su nivel más débil desde mayo del 2009, mientras que el crecimiento de las ventas minoristas se desaceleró a un 14,1%.

Las inversiones en activos fijos aumentaron un 20,2% en los primeros cuatro meses del año, su ritmo más lento desde diciembre del 2002.

'Obviamente es mucho más débil de lo que se había esperado. Un 9,3% para la manufactura muestra que la economía se está desacelerando a un ritmo más rápido', dijo Ken Peng, economista de BNP Paribas en Pekín. 'Todo esto apunta al hecho de que la demanda interna es débil y se requiere de más ayuda política', agregó.

El alivio de la inflación evidenciado en el último mes (3,4%) puede dar a Pekín más espacio para relajar su política y ayudar a una recuperación de la economía.

TEMAS


Crecimiento