La economía de la zona euro se contrajo a su mayor ritmo de casi tres años

Ripe

El Índice Compuesto Final de Actividad Total de la zona euro se situó en mayo en los 46,0 puntos frente a los 45,9 previstos por los analistas y cae a mínimos de casi tres años: los países periféricos están contagiando a los más fuertes, alerta Markit, lo que puede empeorar la tendencia del PIB.

El indicador marcó el ritmo más rápido de declive de la producción del sector manufacturero combinada con la actividad del sector servicios de la zona euro desde junio de 2009. El índice se situó ligeramente por encima de su estimación flash precedente de 45,9 puntos, pero continuó por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50,0%.

El índice PMI Compuesto de Actividad Total de la Zona Euro (PMI) de Markit se situó en los 46 puntos respecto a los 46,7 de abril, mientras que el Índice de Actividad Comercial del Sector Servicios alcanzó los 46,7 puntos frente a los 46,5 previstos. Se registra una debilidad generalizada en toda la unión monetaria y la actividad total cae en los cuatro países principales.

El sector "ha caído en una creciente desaceleración, en concordancia con el fuerte declive del sector manufacturero tal y como se publicó la semana pasada. También hubo nuevos indicios de que la debilidad se está extendiendo de los países de la periferia a los más fuertes, e incluso Alemania volvió a entrar en territorio de contracción", señala el informe hecho público hoy por la Agencia Markit.

La actividad total alemana se contrajo por primera vez desde noviembre de 2011 (49, 3 puntos, su mínimo nivel en 34 meses), y aunque tan sólo fue modesta, la tasa de declive fue la más rápida en casi tres años. Las contracciones en Francia (44,6, en mínimos de 37 meses) y España (41,2, mínimos de 6 meses) se aceleraron, mientras que en Italia se observó una moderación de su tasa de declive (43,5, su máxima en dos meses) aunque, de todos modos, continuó sumida en una fuerte contracción.

La incertidumbre hace mella
Chris Williamson, economista jefe de Markit, subraya que "el índice PMI final de la zona euro se situó muy levemente por encima de su estimación flash precedente en mayo, aunque sin embargo, indica que la economía se está contrayendo al ritmo más rápido en casi tres años. La actividad empresarial se ha visto afectada por una gran incertidumbre política y económica que ha exacerbado la ya débil demanda, tanto dentro como fuera de la zona euro".

Por lo que indican estas cifras, "no sería sorprendente ver que el PIB de la zona se contrajese en un 0,5% en el segundo trimestre del año, aunque podría verse un declive más fuerte si el dato del mes de junio es decepcionante. Existe cierta correlación entre los países miembros, pero desafortunadamente sólo en el sentido de que los países más fuertes en estos momentos están registrando desaceleraciones".

Mientras que Alemania está contrayéndose sólo marginalmente, "son evidentes las alarmantemente pronunciadas las caídas de España, Italia y ahora también en Francia. Italia parece tener los peores resultados, ya que su índice PMI es consistente con una caída del PIB superior al 1% en el segundo trimestre. No obstante, los descensos también podrían superar un 0,5% en Francia y España".

Las empresas se vieron de nuevo afectadas por la persistente debilidad de la demanda que ha dado lugar a nuevas pérdidas de empleo y los nuevos pedidos cayeron al ritmo más fuerte en casi tres años. En Francia, Alemania y España se observaron unas caídas aceleradas, mientras que Italia también registró un nuevo fuerte declive.
Como consecuencia, se volvió a destruir empleo por quinto mes consecutivo, aunque la tasa de declive se moderó ligeramente por el ligero repunte en los niveles de personal en Alemania, al contrario de la tendencia de Francia, Italia y España.

Los servicios, en mínimas de siete meses
Al nivel 46,7 en mayo, el Índice de Actividad Comercial del Sector Servicios de la Zona Euro elaborado por Markit cayó a su mínima en siete meses del 46,9 registrado en abril. El índice se situó por encima de su estimación flash precedente de 46,5, pero continuó entre las lecturas más débiles registradas desde mediados de 2009. La actividad ha caído en ocho de los últimos nueve meses.

"La desaceleración fue generalizada, y sólo Alemania pudo crecer en mayo. Italia y España permanecieron en territorio de recesión profunda, mientras que el ritmo de contracción en Francia fue el más fuerte desde octubre de 2011".