La economía española se revisa a la baja: creció 0,4% en 2011 en vez de 0,7%

Ripe

La Contabilidad Nacional de España, base 2008 (CNE-2008) ha actualizado las estimaciones de la serie contable 2008–2011. Así, “se han estimado nuevamente los equilibrios correspondientes a los años 2008, 2009 y 2010 publicados en octubre del año pasado y el correspondiente al año 2011, difundido en febrero, en términos de Contabilidad Nacional Trimestral”, señala hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Como consecuencia de la actualización, "el crecimiento en términos reales del Producto Interior Bruto (PIB) de 2011 se ha revisado tres décimas a la baja (del 0,7 al 0,4%) y el de 2010 se ha corregido dos décimas a la baja (del –0,1% al -0,3%)".

Como consecuencia de la actualización del Producto Interior Bruto real y nominal en el año 2011, el crecimiento del deflactor implícito del PIB ha disminuido en cuatro décimas respecto al estimado en febrero (del 1,4% al 1,0%).

Estos nuevos datos anuales se incorporarán al proceso de estimación de la Contabilidad Nacional Trimestral de España, actualizando consecuentemente la serie contable trimestral que se difundirá mañana, 28 de agosto, con referencia al segundo trimestre de 2012.

Por su parte, los crecimientos anuales del PIB correspondientes a los años 2008 y 2009 han permanecido inalterados en el –3,7% y 0,9%, respectivamente.

La caída del empleo, menos pronunciada

También se han actualizado las estimaciones del empleo de la economía, medidas en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo. Éstas se ha revisado tres décimas al alza en 2011 y pasa de un retroceso del -2,0% al –1,7%. La productividad aparente del factor trabajo ha reducido su crecimiento en seis décimas, hasta el 2,2%.

El informe del INE también revela que "del análisis de las cuentas revisadas del sector Resto del Mundo para el año 2011 se obtiene, por un lado, que la Renta Nacional Bruta de España ascendió a 1.041.900 millones de euros en dicho año y, por otro, que la economía española presentó una necesidad de financiación frente al resto del mundo de 33.943 millones de euros, lo que supuso el 3,2% del PIB".

Menor demanda externa

La tasa de crecimiento real del PIB español en el año 2011 se ha revisado tres décimas a la baja por la menor aportación de la demanda externa (de 2,5 a 2,3 puntos) y una contribución más negativa al crecimiento agregado de la demanda nacional (de –1,7 a –1,9).

"La demanda exterior se ha visto modificada por la inclusión en el proceso de actualización de los datos definitivos del comercio exterior de bienes de 2010 y de las nuevas estimaciones de la Balanza de Pagos de 2010 y 2011".

"Así, el crecimiento real de las exportaciones en 2011 se ha revisado a la baja en 1,4 puntos (del 9,0% al 7,6%), mientras que el decrecimiento de las importaciones se ha incrementado en ocho décimas (del –0,1% al –0,9%). Como consecuencia, la aportación de la demanda externa al crecimiento del PIB se ha reducido en dos décimas", continúa el INE.

Respecto a la demanda nacional, el crecimiento del gasto en consumo final se ha revisado una décima a la baja (del –0,7% al –0,8%) y la formación bruta de capital fijo se ha actualizado del –5,1% al –5,5%. Ambas revisiones han supuesto que la aportación al crecimiento agregado de la demanda nacional haya disminuido en dos décimas.

La reducción del gasto en consumo de los hogares e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH) en 2011 fue mayor de la que se estimó febrero pasado, siendo del –1,0% en lugar del –0,1%. Por su parte, el decrecimiento del gasto de las Administraciones Públicas fue menor del inicialmente estimado (–0,5% en lugar del –2,2%).

La revisión a la baja de la inversión se ha producido principalmente por la bajada en los activos de construcción (–9,0% en lugar del –8,1%) compensada, en parte, por la revisión al alza tanto en bienes de equipo y activos cultivados (del 1,4% al 2,3%), como en activos fijos inmateriales (del 0,0% al 3,1%).

TEMAS


Crecimiento - España - PIB