La economía golpea la proyección de las ganancias corporativas en Estados Unidos

Reuters

Las expectativas sobre las ganancias de las corporaciones de Estados Unidos se desinflan rápidamente, a medida que se profundiza la crisis de la zona del euro y por decepcionantes datos económicos en todo el mundo.

La proyecciones de ganancias de las 500 compañías que integran Standard & Poor's en el segundo trimestre aumentarían ahora 7,4%, una baja desde las proyecciones de principios de enero de 10,1%, de acuerdo a datos de Thomson Reuters.

Pero si se excluyen las cifras de la máquina generadora de ganancias Apple Inc y el sector financiero, las proyecciones son mucho peor. Al eliminarse esos dos rubros, se espera que el resto del índice reporte una caída del 0,9% en sus ganancias del segundo trimestre.

La mayoría de los sectores de S&P 500 han presenciado un descenso de las estimaciones a partir de enero, donde se espera que los segmentos de energía, materiales y servicios públicos muestren una caída en sus ganancias respecto al año anterior, en tanto las ganancias de firmas de telecomunicaciones y cuidado a la salud anoten leves avances.

"Aquellos responsables de proporcionar una orientación, tienen que estar preocupados en este momento respecto a la economía, la economía mundial", dijo Kenneth Naehu, un director gerente en Bel Air Investment Advisors en Los Ángeles, que administra alrededor de US$6.500 millones. "El temor está arraigado en el mercado".

El panorama económico del mundo se ensombreció el viernes cuando varios informes mostraron que el crecimiento del empleo en Estados Unidos se desacelera con fuerza, que la producción fabril de China apenas se expandió y que los males de los manufactureros europeos siguen creciendo.

Los inversores se abalanzaron al refugio seguro de los bonos del gobierno Alemán y de Estados Unidos en medio de los crecientes temores sobre las finanzas de España y el futuro incierto de la atribulada Grecia en el área de la moneda única, temores que fueron agravados por los débiles datos del empleo de Estados Unidos.

Alrededor de 47% de las ventas del S&P 500 proceden del extranjero y un poco más del 14% vienen desde Europa, según datos de S&P.

Las acciones estadounidenses, así mismo, están perdiendo impulso rápidamente tras experimentar un fuerte comienzo de año. El promedio industrial Dow Jones terminó el viernes en territorio negativo para el año, en tanto el S&P 500 ha borrado la mayor parte de sus ganancias anuales a la fecha. Subió 12% a fines del primer trimestre.

Energía y materiales caen
La caída en la demanda desde China y Europa ha golpeado los precios de las materias primas y a su vez a los productores. El petróleo estadounidense extendió su caída por quinta semana el viernes y perdió 8,4% en la semana.

El sector financiero, por otro lado, podría beneficiarse por una simple comparación. El sector tuvo una caída en las ganancias en el mismo trimestre del año anterior de 29%, en gran parte debido a un acuerdo legal con inversores de bonos hipotecarios que provocó una gran pérdida para Bank of America Corp.

"En la comparación año a año se ve bien porque (el sector) tuvo un trimestre muy malo el año anterior", dijo Greg Harrison, analista de investigación de ganancias corporativas de Thomson Reuters.

Sin embargo, el panorama para las financieras se ha debilitado también, especialmente después de las noticias el mes pasado de que JPMorgan Chase & Co sufrió una pérdida operativa de derivados de crédito de por lo menos US$2.000 millones.

El panorama de las compañías de Estados Unidos para los trimestres subsiguientes también se ha deteriorado.

Para el tercer trimestre, se prevé que las ganancias del S&P subirían apenas 4,5%, por debajo de la estimación de enero de 6,6%, mostraron datos de Thomson Reuters.

El crecimiento de los ingresos también se está desacelerando -para el S&P 500 fue de un sólo 5% en el primer trimestre, por debajo del promedio de 9,7% en los cuatro trimestres anteriores. Se prevé que se desacelerará 2,5% en el segundo trimestre, indicaron los datos.