La expropiación de YPF no evitará que Argentina necesite importar energía

Cronista

Las ‘intervenciones políticas’ en la Argentina, como la decidida sobre Repsol YPF, añaden ‘temor’ y no reducirán probablemente las necesidades importadoras del país, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

La decisión del Gobierno argentino 'pone nubarrones sobre el clima de inversiones para las compañías multinacionales' que, señala la agencia con sede en París, de otro modo podrían haberse sentido atraídas por los recursos del yacimiento de Vaca Muerta, considerada una de las áreas de recursos no convencionales más importantes del mundo.

La opción de expropiación tomada por la Argentina podría causar además un incremento de las necesidades del país de importación de productos en el corto y medio plazo, agrega la AIE en su informe mensual sobre el mercado del petróleo.

'La decisión de expropiar la parte de Repsol en YPF, más que la asunción del control de las acciones en el mercado libre, influirá negativamente sobre las decisiones de los inversionistas extranjeros', precisa.

'Mirando hacia el futuro -añade- la Argentina necesitará una mejora del marco reglamentario para que los recursos se conviertan en reservas'.

'Vaca Muerta sólo contiene 81 millones de barriles de reservas continúa el informe, en el que se indica que será necesaria 'mucha más exploración para confirmar los 7.200 millones de barriles estimados por la firma auditora Ryder Scott'.

El Gobierno puede asegurar que la producción muestra incrementos a corto plazo, pero el aumento de la influencia del Estado hará que el capital se dirija hacia proyectos menos rentables. Además se perderá la confianza en la seguridad jurídica para los inversionistas externos.