La guerra comercial entre China y EE.UU. retrasa la salida a Bolsa de Volvo Cars

El fabricante de automóviles sueco posee plantas en China y Europa.

Expansión

Geely -la empresa de automoción de origen chino y matriz de Volvo Cars- demora esta salida a Bolsa por la guerra comercial entre Estados Unidos y China. El fabricante de automóviles sueco posee plantas en China y Europa, así como una nueva planta de ensamblaje en Estados Unidos.

La empresa china, que planeaba poner a la venta acciones de Volvo Cars antes de finalizar el año, y que tenía asegurado un debut bursátil que valoraba a Volvo en US$30.000 millones está preocupada de que los inversores -muchos de ellos fondos de pensiones suecos- puedan notar un descenso en la valoración de la empresa tras la salida a Bolsa.

“Es importante tener claro que podemos mirar a los inversores a los ojos un año después de la salida a Bolsa. Es una posibilidad, pero no va a suceder inmediatamente. El ‘timing’ debe ser óptimo y las condiciones del mercado no son las óptimas ahora mismo”, afirmó Hakan Samuelsson, director de Volvo, en una entrevista con el diario ‘Financial Times’.

De haberse concretado, esta salida a Bolsa habría sido la mayor del mercado de valores sueco desde la de Telia en 2000, un debut que dejó un sabor amargo en la comunidad de inversores tras la caída de las acciones del grupo de telecomunicaciones.

“El negocio necesita unas condiciones estables del Mercado para emitir acciones, y cualquier decisión al respecto está en manos del dueño de Geely, Li Shufu”, afirmó Samuelsson.

Como todos los grandes fabricantes de automóviles, Volvo Cars se ha visto afectada por la guerra comercial que amenaza con alterar las tarifas de importación de automóviles de Europa y China.

Volvo ya ha comenzado a trasladar parte de la producción de su negocio para evitar nuevos aranceles: el ensamblaje de su deportivo XC60 para el mercado estadounidense que antes se producía en China, ahora se llevará a cabo en Suecia.

Actualmente, EE.UU. busca frenar el desequilibrio comercial con China y la Unión Europea, con US$50.000 millones  de tarifas ya impuestas y amenazas de una mayor subida.

TEMAS


Guerra Comercial Trump - guerra comercial - Donald Trump - China - Aranceles