La guerra comercial entre EE.UU. y China golpea a Chevron y a Apple en la bolsa

Las empresas tecnológicas están entre las más afectadas

Sebastián Montes - smontes@larepublica.com.co

Chevron, Caterpillar y hasta Apple fueron tres de las 10 empresas que más cayeron ayer en el Dow Jones, luego de que el presidente Donald Trump decidiera intensificar la guerra comercial con China, con aranceles de 10% a las importaciones provenientes de ese país a productos equivalentes a un valor de US$200.000 millones.

El sector privado está atento al escalamiento de la disputa entre las dos economías y cómo las tarifas podrán perjudicar a sus negocios. Por ejemplo, Chevron, que ayer cayó 3,19%, ya había advertido que los aranceles al acero podrían perjudicar la infraestructura que necesita el sector petrolero para sus proyectos de expansión.

Caterpillar fue otra de las acciones que más sufrió en Wall Street con una contracción de 3,18%. La empresa vende más de 50% de sus equipos en el extranjero, trabaja en un sector cuyos precios son vulnerables a metales gravados como el acero y ha sido un gran beneficiario del boom de construcción en China. A estas caídas también se le suman la de empresas tecnológicas y fabricantes de chips como Intel, que generó casi 25% de sus ventas en el gigante asiático, y hasta Apple, cuya acción se contrajo 1,30% ayer y que logra casi 20% de sus ventas por las compras de los consumidores chinos.

Los números en rojo fueron una constante en las plazas bursátiles del mundo. En general, el Dow Jones cayó 0,88%; el S&P 500 tuvo una variación de -0,71%, el DAX de Alemania, -1,53%, mientras que el CAC 40 de Francia se contrajo 1,48%.

El analista de acciones de Casa de Bolsa, Raúl Moreno, mencionó que los sectores de tecnología y materiales se han visto mayoritariamente afectados, pues “una gran participación de los ingresos de las empresas del sector tecnológico en EE.UU. tienen sus ventas en el exterior”.

Las tarifas que estudia ahora el gobierno estadounidense se suman a los aranceles de 25% que Trump aplicó sobre China el viernes pasado por un valor de US$34.000 millones a más de 800 productos, a lo que China replicó con tarifas equivalentes.

Uno de los artículos estadounidenses más perjudicados por el gigante asiático fue la soja, el producto agrícola que más exporta Estados Unidos a China por más de US$12.300 millones al año.

La respuesta de China

A pesar de que el gobierno de Xi Jinping prometió tomar represalias “dólar por dólar” ante las tarifas de EE.UU., no tiene posibilidad de igualar el nuevo monto que anunció Trump, pues solo importa desde este país US$130.000 millones. La asociada senior del Peterson Institute, Mónica de Bolle, mencionó que tiene “dos caminos” para contrarrestar los efectos de las sanciones impuestas: aumentar la burocracia empresarial para ahuyentar a las compañías estadounidenses, o facilitar sus operaciones para que decidan afianzar sus fábricas en el país. “Si China torna las cosas más fáciles para las empresas, estas no se van a ir, y es un escenario que se opone a la idea proteccionista de Trump”, agregó.

LOS CONTRASTES

  • Raúl MorenoAnalista de Acciones de Casa de Bolsa

    “Una gran participación de los ingresos de las empresas del sector tecnológico en EE.UU. tienen sus ventas en el exterior”.


  • Monica De BolleAsociada Senior del Peterson Institute

    “Si China torna las cosas más fáciles para las empresas, estas no se van a ir, y es un escenario que se opone a la idea proteccionista de Trump”.

Además de los US$34.000 millones impuestos a China el viernes pasado, Trump planea añadirle US$16.000 millones más en aranceles durante los próximos meses. En total, impondría tarifas a productos equivalentes a US$250.000 millones. Según el Peterson Institute, los aranceles que ha impuesto Trump a todo el mundo ya equivalen a 13% de las importaciones del país.

TEMAS


Estados unidos - China - guerra comercial - Guerra Comercial Trump - Tecnología - Chevron - Apple