La ‘guerra del CO2’ está destruyendo miles de empleos en toda Europa: Aerolíneas

Ripe

Los máximos ejecutivos de Lufthansa, Air France, Iberia, British Airways, Virgin y también de Airbus envían cartas de protesta a Merkel, Cameron, Fillon y Rajoy.

Los grandes de la aviación europea y del sector aeronáutico continental se plantan. Los máximos ejecutivos de nueve de las mayores aerolíneas europeas y fabricantes aeronáuticos han remitido ya cartas de protesta a sus gobiernos para advertir de las consecuencias que ya empiezan a padecer directamente por la 'guerra del CO2'.

Todas estas compañías, según relatan en sus misivas, están siendo objeto de sanciones y penalizaciones en diferentes países como represalia por la entrada en vigor, en enero, del sistema europeo de derechos de emisión de dióxido de carbono (ETS, en sus siglas en inglés).

La Unión Europea incluye desde este año a la aviación comercial en su mercado de derechos de CO2, una medida que se ha topado con el rechazo de muchos países, muy especialmente de China.

En represalia al sobrecoste que sufrirían sus aerolíneas por volar a Europa, las autoridades chinas -aparte de promover un plante de sus compañías aéreas en el pago de las nuevas tasas- han comunicado a Airbus la cancelación de un pedido de aviones por valor de US$12.000 millones. Según el fabricante aeronáutico de Eads la suspensión del pedido de las compañías chinas supondrá la destrucción de más de 1.000 empleos en las plantas de Airbus en Europa y de otros 1.000 puestos entre sus proveedores.

Las compañías firmantes de las cartas de protesta temen que las cancelaciones de pedidos, la suspensión de permisos y otras medidas restrictivas adoptadas como represalia continuarán y se agravarán mientras no se alcance un acuerdo con Gobiernos de los grandes mercados que se oponen a la aplicación del ETS en el sector aéreo.

Cartas a Rajoy, Merkel, Cameron y Fillon
Las cartas están firmadas por los consejeros delegados o presidentes de los grupos aeronáuticos Airbus, MTU Aero Engines y Safran y de las aerolíneas Lufthansa, Air France, British Airways, Iberia, Air Berlin y Virgin Atlantic. Los nueve ejecutivos han hecho llegar las misivas al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy; la canciller alemana, Angela Merkel; el primer ministro francés, François Fillon; y al premier británico, David Cameron.

Los ejecutivos alertan de que las sanciones que se preparan o ya se han aplicado por terceros países llevan al sector aéreo y aeronáutico a una situación insostenible, "una situación que Europa no puede permitirse con el actual clima económico". Las compañías reclaman a sus gobernantes que aborden en el Consejo de la UE y también directamente con los terceros países una solución que ponga fin a la guerra comercial.

"Hay que alcanzar una solución consensuada y conseguir detener las medidas de represalia antes de que sea tarde", explican los consejeros delegados en sus cartas. "Siempre hemos creído que sólo una solución global podría resolver adecuadamente el problema mundial de las emisiones de la aviación", sostienen, abroncando a sus gobernantes por promover una legislación sobre emisiones de CO2 aplicable solo en el mercado europeo.

Por ello, instan a los primeros ministros a aprovechar el grupo de alto nivel puesto en marcha por la Organización de Aviación Civil Internacional (Oaci) para encontrar un marco regulatorio aplicable a escala global.