La OIT advierte sobre los posibles riesgos de una generación perdida por el alto desempleo

Ripe

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala que la tasa de paro subirá en todo el mundo este año y en Europa el desempleo aumentará por encima de la media. En España y Grecia se corre el riesgo de provocar una ‘generación perdida’.

El informe sobre Empleo Juvenil Global 2012 de la OIT señala que en todo el mundo, el 12,7% de los trabajadores de entre 15 y 24 años estarán en paro este año, una tendencia que se mantendrá al menos hasta 2016. Según el director del sector de Empleo de la OIT, José Manual Salazar-Xirinachs, la situación del desempleo juvenil 'no ha mejorado en los últimos años y no parece que vaya a hacerlo a corto plazo'.

La tasa de paro proyectada para 2012 es 0,1 puntos superior a la alcanzada en 2011, cuando llegó al 12,6%. Las cifras aportadas por la OIT indican que 75 millones de personas entre 15 y 24 años estarán en el paro este año, lo que supone cuatro millones más que hace cinco años.

Si bien la recuperación económica es desigual en las diferentes regiones del mundo, en todas existen desafíos en términos de empleo juvenil, pero en las economías desarrolladas y la Unión Europea 'no han progresado mucho en la reducción del paro juvenil desde 2009' y actualmente enfrentan una situación 'peor' a la media mundial, pues la tasa de desempleo juvenil para 2012 será del 18%.

El experto de la OIT cree que la profundidad de la actual crisis puede provocar una 'generación pérdida' de jóvenes en países como España y Grecia y sugirió que la solución pasa por políticas que alienten nuevamente el crecimiento y la contratación en el sector privado.

'Estamos ante una crisis que puede llevar a una generación perdida o muy seriamente marcada. Se sabe que si no se comienza bien en el mercado laboral, si transcurre mucho tiempo antes de conseguir el primer empleo, esto influirá en el tipo de trabajo y en los ingresos por el resto de la vida'.

Los 'ninis' alimentan el paro
La OIT destacó que el 12,6% de desempleo juvenil mundial en 2011 ascendería en realidad hasta el 13,6% si se tuviese en cuenta a los 'ninis', término informal acuñado para definir al colectivo de jóvenes que ni trabajan ni estudian y del que forman parte aquellos que ya han abandonado la búsqueda de trabajo: una cifra que se estima en más de seis millones de jóvenes en todo el mundo.

En la UE el número de 'ninis' se incrementó un 1,9% respecto al nivel previo a la crisis (del 10,9%) y en ciertos países, como Bulgaria, Italia, Irlanda, Letonia, Rumanía y España, el volumen de 'ninis' incluso superó el 15% del total de la población joven.