“La participación en la Ocde ayudará a modernizar al país”

Polonia es miembro de la Ocde desde hace 20 años y Colombia será el país 37 en entrar al club

Sebastián Montes - smontes@larepublica.com.co

La embajadora de Polonia en Colombia, Agnieszka Frydrychowicz-Tekieli, quien ocupa su cargo desde finales de 2016, aseguró en Inside LR que la entrada del país a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) es un “hito”, pues la participación en este “club de las buenas prácticas” ayudará a Colombia a modernizarse.

Polonia es parte de la Ocde, club al que entrará Colombia a partir de este miércoles, ¿qué ventajas traerá para Colombia su ingreso y cómo aprovechar esta oportunidad?

Polonia lleva en la Ocde más de 20 años y es un club de buenas prácticas en las políticas públicas. Quiero felicitar a Colombia por alcanzar esta meta porque es un hito. Se trata de ajustar las políticas públicas en temas ambientales, laborales, así como el manejo de las empresas públicas. Como cada país de este grupo, Colombia también puede disfrutar y aprovechar de las buenas prácticas, pues su participación en la Ocde puede ayudar a modernizar al país.

¿Qué sectores cree que necesitan más esa modernización en Colombia? ¿Cuáles se verían más beneficiados a la hora de entrar a la Ocde?

El caso del sector farmacéutico, el sector de vehículos y otros, pero paso a paso todo se puede ajustar. Colombia va a ser un miembro muy fuerte de la organización.

Su país también forma parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan), un grupo al que también pertecenerá Colombia, ¿qué le aporta Polonia a este grupo y qué le puede aportar a Colombia?

La Otan es una organización muy importante para Polonia. Es una alianza de defensa dada la ubicación de Polonia en el centro de Europa, más aun teniendo en cuenta nuestra frontera, en donde no ha habido tranquilidad y seguridad en los últimos años. Pertenecer a la alianza más importante del mundo en el campo de defensa es fundamental. Se trata de que tenemos iniciativas conjuntas con nuestros aliados en la Otan y hacemos ejercicios de autodefensa. En el caso de Colombia, su membresía será un poco distinta, pero puede aportar mucho teniendo en cuenta su larga experiencia en la lucha contra el terrorismo, que es algo muy importante. Podemos aprender mucho de ustedes.

¿Qué ventajas ve la Unión Europea en la Alianza del Pacífico? ¿Hay otros países que estarían aprovechando más esas ventajas que Colombia?

La Alianza del Pacífico es un grupo muy dinámico y muy importante. Colombia, junto con Perú, México y Chile, constituyen no solo para la UE como colectivo sino también para sus miembros, como Polonia, una organización para cooperar gracias al liberalismo de las políticas de estos cuatro países. Se puede aprovechar un ambiente muy favorable y estrechar relaciones comerciales y económicas.

Polonia tiene estatus de observador en la Alianza y dentro de unos meses vamos a presentar una propuesta más detallada sobre la cooperación entre nosotros y los países de la Alianza del Pacífico. Hay un buen potencial de cooperar en el tema de la internacionalización de pequeñas y medianas empresas, sobre todo.

¿Cuánto ha sido ese crecimiento de turistas colombianos en Polonia en 2017 frente a 2016?

El aumento es muy lento. No se nota una diferencia grande. Lo que contrasta con el turismo polaco en Colombia. Notamos que después de la firma del acuerdo de paz aumentaron las visitas turísticas de Polonia a Colombia.

¿Cuántos polacos vinieron a Colombia el año pasado? ¿Cuál es la razón por la que más se visita de lado y lado?

El año pasado vinieron unos 5.000 polacos a Colombia. En menor medida viene en grupos organizados, son más individuales. Lo que quieren ver sobre todo es Bogotá y sus atracciones, principalmente. También Cartagena, Santa Marta, Islas del Rosario, Zipaquirá, Villa de Leyva, Eje Cafetero, a veces la región amazónica, la Costa del Pacífico y otros lugares.

¿Cómo está la balanza comercial entre Colombia y Polonia?

Las relaciones comerciales entre Colombia y Polonia han crecido considerablemente en los últimos años. El comercio bilateral durante 2017 superó US$200 millones. La composición de exportaciones de Colombia hacia Polonia refleja el peso de bienes primarios como carbón, frutas, flores y esencias de café, lo que contrasta con el flujo de importaciones de Colombia provenientes de Polonia. El año pasado Colombia exportó carbón, sobre todo, y el carbón correspondió a 50% de las exportaciones, mientras que 27% correspondió a bananos. Colombia también exportó frutas como aguacate, piña, mango, plátanos, esencias y extractos de café, así como flores cortadas, como por ejemplo claveles. Con importaciones a Colombia desde Polonia hay que resaltar que son muy diversificadas. El año pasado, 11% correspondió a aparatos de telecomunicaciones, además de otros productos.

¿Qué obstáculos ha visto que le preocupan a los empresarios polacos a la hora de invertir en Colombia?

No hay muchas empresas polacas en Colombia actualmente. Hay sobre todo en el campo de manufactura de alimentos y también en el ámbito de prestación de servicios geológicos para la exploración de hidrocarburos. No notamos muchos problemas, aunque a veces falta transparencia. Hay mucha burocracia, pero no es algo que evite nuestra actividad aquí.

El perfil

Frydrychowicz-Tekieli tiene una maestría en relaciones internacionales en la Universidad de Varsovia y realizó estudios de posgrado en el Centro de Estudios Latinoamericanos de la misma institución. Es diplomática de carrera, pues ingresó al servicio en 1999. Ha formado parte del Departamento de la Unión Europea del Ministerio de Relaciones Exteriores, ha tenido funciones ante este grupo de países y también trabajó en el Departamento de África y Medio Oriente.

LOS CONTRASTES

  • Roberto JunguitoExministro de Hacienda

    “El país da un paso adelante al entrar a la Ocde, pues le permite ser reconocido como una nación emergente y en camino a ser más avanzada”.

TEMAS


Colombia - Polonia - OCDE - Otan - Alianza del Pacífico - Comercio - Exportaciones - Importaciones