La política griega sigue bloqueando la salida de la crisis en Europa

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

El posible rechazo del actual líder de los partidos de izquierda y encargado de formar un gobierno, Alexis Tsipras, a las condiciones impuestas a Grecia para su rescate, ha vuelto a convertir al país en una amenaza para la recuperación europea.

Ante la incapacidad de los miembros del partido conservador, Nueva Democracia, para formar una coalición que les permitiera impulsar los recortes que exigen las autoridades de la Unión Europea (UE) para entregar su rescate acordado, estos cedieron el poder a la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza).

El problema es que Syriza tiene como meta bloquear las medidas de austeridad e ignorar el memorándum impuesto por la UE que condiciona el rescate. Esto a pesar de que los requisitos del bloque ya habían sido aceptados por los conservadores y socialdemócratas del Pasok.

Los comicios del domingo dejaron ver que la mayoría de los ciudadanos griegos no están de acuerdo con las medidas de austeridad que se les imponen. Sin embargo, también demostraron que ellos desconocen las consecuencias de no recibir el rescate prometido.

'El veredicto de las urnas convierte en nulo el memorándum', aseguró en el Parlamento Alexis Tsipras, líder de Syriza.

'Los ciudadanos castigaron las bárbaras políticas del memorándum. No fue un voto de rabia, sino un voto profundamente político', añadió.

Ahora bien, con el fin de formar un gobierno, Syriza debe reunir una mayoría de 151 escaños en el parlamento, por lo que necesita el apoyo de otros miembros del gobierno. De ahí que haya pedido a los partidos que rechacen las medidas también, pero los conservadores, los del Pasok y el partido comunista se negaron a una fusión.

'El me está pidiendo que firme la destrucción de Grecia. No haré esto', dijo el líder del partido Nueva Democracia, Antonis Samaras, ganador de las elecciones.

Ya políticos alemanes y los representantes del Banco Central Europeo advirtieron que el país no recibirá la ayuda a menos que cumpla con todas las condiciones acordadas.

'Si se arma una coalición de izquierda que no esté de acuerdo con las medidas de austeridad y todos los otros compromisos, Grecia podría terminar en una profunda crisis de deuda al igual que el bloque monetario', dijo Cristian Lancheros, analista de Acciones y Valores.

'Si Grecia no tiene el rescate, las posibilidades que entre en un default es altísima. El efecto de contagio sería muy grande y con esto se generaría una crisis de confianza muy negativa', agregó.

La UE prometió un recate de US$169.000 millones a principios de este año y los acreedores privados de deuda aceptaron perder parte de su dinero para evitar que el país se quebrara, pero con la condición de que se hicieran modificaciones en los que se incluía recortar el salario mínimo en 20% y otros recortes en pensiones y programas de asistencia social.

'También habrá una incomodidad adicional de los inversionistas privados que condonaron la deuda. Si se sale del euro, eso sería como una trampa que hizo Grecia a los inversionistas para quitar su deuda y aún así salirse del euro', dijo Juan Camilo Rojas, analista de Correval.

'La salida visible es que Grecia tenga que dejar la zona euro. A pesar de que el país no es una gran economía, sí tienen unas conexiones financieras con otras partes de la zona, por lo que sería grave', añadió y señaló que hoy se definiría si se crea o no un nuevo gobierno de que rechace la austeridad.

Sin embargo para el economista Nouriel Roubini si Grecia sale del euro no afectaría tanto a los mercados mundiales.

'Si un pequeño país se sale, puedes tener un divorcio ordenado, pero si esa reestructuración y salida ocurre en Italia o España, puedes tener en efecto una ruptura de la zona euro', indica Roubini, aunque añadió que es un escenario poco probable.

Las opiniones

Joshua Raymond
Estratega jefe de mercados de City Index

'Los cambios violentos en los mercados son preocupantes pues muestran que los inversionistas no saben como posicionarse en la mitad de la incertidumbre política griega'.

Juan Camilo Rojas
Analista internacional de correval

'Habrá una incomodidad adicional de los inversionistas privados que condonaron la deuda. Si el país se sale del euro, eso sería como una trampa que hizo Grecia'.

Alexis Tsipras
Líder de Coalición de la Izquierda Radical (Syriza)

'Que dejen de pedirnos un gobierno que aplique el memorándum. Un gobierno así no sería un gobierno de salvación nacional, sino uno de salvación del memorándum'.