La relación entre EE.UU. y Corea del Norte empeora por retiro de ayuda de alimentos

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

Luego del lanzamiento fallido de un cohete balístico por parte de Corea del Norte, el gobierno de Estados Unidos anunció que suspenderá la ayuda alimentaria al país asiático, un compromiso que había adquirido desde febrero de este año. El portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, informó que la decisión de Corea del Norte de realizar el lanzamiento, pese a las advertencias del gobierno norteamericano, es una razón ‘suficiente para romper con el acuerdo’.

'Es imposible pensar cómo podemos seguir adelante con el acuerdo teniendo en cuenta la acción que el gobierno ha tomado', agregó el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Ben Rhodes.

De acuerdo con el convenio pactado entre ambos países, EE.UU se comprometió a enviar 240.000 toneladas de ayudas alimentarias, a cambio del compromiso del régimen norcoreano de establecer una moratoria a sus actividades de enriquecimiento de uranio, según informó la cadena internacional de noticias EFE.

La medida de EE.UU impactará en dos sectores: el déficit alimenticio de Corea del Norte y las relaciones internacionales.

Primero, para Silvana Insignares, experta en derecho internacional de la Universidad del Norte, 'el tema del retiro de ayudas es muy complejo porque Corea del Norte tiene grandes deficiencias en el sector de alimentos, porque ellos no son productores y no pueden abastecerse. Ese programa ayudaba a equilibrar esa deficiencia que tiene el país'.

Por otro lado, la medida no sólo se quedará en la suspensión del suministro, puesto que Rhodes afirmó que se van 'a iniciar consultas en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas acerca de cómo enviar el mensaje a los norcoreanos de que la comunidad internacional rechaza este lanzamiento y está preparada para tomar medidas adicionales'.

También se conoció que la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, se comunicó con su homólogo surcoreano, Kim Sung Hwan, e hizo contactó con el ministro de Exteriores chino, Yang Jiechi, a quien solicitó 'que utilice su relación con Corea del Norte para expresarles las 'preocupaciones sobre sus acciones recientes', comentó Toner.

Para Insignares, 'este ya no es un problema entre EE.UU y Corea del Norte, porque esto demuestra que cualquier incumplimiento de las leyes que cometa un estado va a tener consecuencias y va a repercutir en los demás países'

A futuro, Insignares planteó que se 'puede dar una escalada en el conflicto y empeorarse la situación, porque ambos países mantienen una posición rígida ante la situación y no ceden'.

TEMAS


Estados unidos