Las acciones europeas cerraron estables la jornada por la inyección del BCE

Reuters

Las bolsas europeas cerraron planas en otra jornada con un bajo volumen de negocios, aunque el efecto de la inyección de fondos del Banco Central Europeo (BCE) impulsó a las acciones de bancos y se espera que continúe apuntalando al mercado la semana próxima.

El sector financiero amplio, que incluye a aseguradoras y administradoras de fondos, fue el que más puntos aportó al índice europeo FTSEurofirst 300, que cerró con un avance del 0,03% a 1.087,08 puntos extendiendo la subida del 1,1% de la víspera.

El índice STOXX Europe 600 del sector bancario terminó con una ganancia del 0,6%.

"Pese al sólido desempeño reciente pensamos que hay más posibles alzas para los bancos. Las Ltro (operaciones de refinanciamiento a largo plazo del BCE) han mejorado la liquidez y ayudarán a las utilidades del sector antes de provisiones", dijeron analistas de Goldman Sachs en una nota.

Los gráficos sugieren que el optimismo sigue intacto, que la tendencia alcista a largo plazo que comenzó en noviembre todavía no se quebró y el Índice de Fortaleza Relativa de 14 días aún fuera de territorio sobrecomprado.

Entre los valores financieros que sumaron más estuvieron la holandesa ING, cuyas acciones subieron 3,2%; el banco de inversión francés BNP Paribas, que ganó 1,5%; y el banco británico Barclays, que subió 2,2%.

Uno de los factores que ayudó a subir a Barclays fue la noticia de que estuvo entre los 800 bancos que se quedaron con algo de los 530.000 millones de euros en fondos a tres años que el BCE entregó el miércoles, en su segunda ronda de refinanciamiento. Barclays se quedó con 8.200 millones de euros.

El índice de las principales acciones de la zona euro cerró con un descenso del 0,1% pero así y todo terminó su tercera semana consecutiva con ganancias. Desde la primera ronda de Ltro el índice ha ganado 12,6%.

Como recordatorio de los riesgos subyacentes por cuestiones macroeconómicas que persisten, las acciones pasaron a terreno negativo a mitad de sesión luego de que España reveló que este año tendrá un déficit presupuestario mayor al pactado con la Unión Europea.

Si bien el índice referencial alemán DAX y su par británico FTSE 100 terminaron cerrando con descensos de alrededor del 0,3%, los índices más amplios pudieron volver a terreno positivo guiados por el optimismo por las inyecciones de fondos del BCE.

TEMAS


Bolsas - Europa