Las divisiones en la Cumbre Europea reafirman el escepticismo

Reuters

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

La Cumbre de los jefes de gobierno de la Unión Europea está sufriendo de fuertes divisiones entre los líderes que se reúnen desde ayer en Bruselas.

Las diferencias entre los gobiernos amenazan la posibilidad de llegar a un acuerdo que rescate a la moneda única. Además, con el bloqueo inesperado de España e Italia al único trato logrado para incentivar el crecimiento con la inversión del 1% del PIB, la eurozona vuelve a sumergirse en la incertidumbre.

Con este giro inesperado de los dos países que solo apoyarán la medida si se dan soluciones a corto plazo que frenen la escalada de su prima de riesgo, el presidente del Consejo se limitó a decir que las discusiones se habían centrado en las estrategias para el crecimiento y la creación de empleo. Ahí fue donde los asistentes dieron su apoyo a los ?$120.000 millones para el plan de crecimiento.

'Estas inversiones pueden marcar una verdadera diferencia, aunque sea una parte pequeña del presupuesto europeo', había dicho Herman Van Rompuy, presidente del Consejo, quien además señaló que no se habían acordado otras medidas.

'Vamos a continuar hablando sobre las medidas a largo plazo y luego las medidas a corto plazo, hoy o mañana', agregó

Según el corresponsal de Expansión de la alianza Ripe a la cual pertenece este diario, se formaron dos bloques: uno liderado por Francia, que solicita acciones para estabilizar el mercado de deuda en España e Italia; y otro abanderado por Alemania, que defiende que la solución son más reformas y recortes.

Esta división puede resultar perjudicial para ambos grupos. Por un lado, de no acordarse medidas puntuales que actúen inmediatamente para reducir la presión sobre los mercados, España e Italia tendrá cada vez más dificultad para encontrar financiación. Por otra parte las reformas y recortes que propone el bloque liderado por Alemania encontrarán oposición en cada país a largo plazo.

Otro que pidió medidas inmediatas fue el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, quien reclamó que se tomen 'hoy' soluciones 'vinculantes'.

'Las divisiones se deben a las posiciones qué juegan los bloques. Alemania está financiando gran parte de las medidas de rescate y los fondos, mientras que Italia y España han sido más receptores', dijo José Fernando Restrepo, director de investigaciones económicas de Interbolsa.

'Coincido en que no se va a tener ningún resultado tangible por esta diferencia tan marcada. Las dos opciones tienen ventajas y desventajas, el impacto más temprano sería la compra de los bonos, pero a largo plazo se necesitan reformas.', agregó

Otro desencuentro esperado para la cumbre vendrá por parte del primer ministro David Cameron y el resto de los países. Dijo estar listo para vetar los acuerdos a los que se llegué en la reunión si amenazan los intereses de su país.'Comprendo las preocupaciones pero no vamos a ceder poder a Bruselas', dijo.

Alemania no se salva de desaceleración

Ni siquiera Alemania, quien en la cumbre de líderes aboga por mayores recortes en los países la zona euro, se salva de las malas perspectivas de crecimiento para este año. El instituto de estudios económicos Ifo de Múnich recortó en dos décimas sus previsiones de crecimiento económico para Alemania en 2012, que, según sus cálculos, será del 0,7%.

El presidente del instituto, Hans Werner Sinn, atribuyó las cifras más negativas a la inseguridad reinante por la crisis de la zona euro.

Gran Bretaña también reveló que su recesión es más profunda de lo estimado al bajar el PIB un 0,4 % en el último trimestre de 2011, según las cifras revisadas divulgadas hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

Las opiniones

David Cameron
Primer ministro del Reino Unido

'Comprendo las preocupaciones de Bruselas por los problemas de la banca de algunos países, pero no vamos a ceder poder a Bruselas desde el Reino Unido'.

Martin Schulz
Presidente del Parlamento Europeo

'Hay que reaccionar porque España e Italia están teniendo dificultades para financiarse y no pueden esperar a que se reforme la UE'.

Herman Van Rompuy.
Presidente del consejo europeo

'Vamos a continuar hablando sobre las medidas a largo plazo y luego las medidas a corto plazo, las relacionadas con la situación en los mercados'.