Las empresas en España pagan un impuesto de sociedades efectivo de 6%

Reuters

Sánchez prepara un cambio tributario

Carlos Gustavo Rodríguez

El gobierno de Pedro Sánchez prepara una reforma tributaria en la que impondría un impuesto a las sociedades con un piso mínimo de 15%. Sin embargo, hay analistas que indican que las grandes empresas en España pagan un impuesto efectivo de solo 6%.

Según Francisco de la Torre, portavoz de Ciudadanos en el Congreso, citado por el diario español El Economista, al final los grandes grupos consolidados aportan una tasa efectiva de 6,14%. Las cifras indican que de los US$127.140 millones que se dieron de beneficios, estuvieron exentos de impuestos US$98.154 millones, es decir un 77,2% del total.

Según el informe, las grandes compañías españolas aportaron US$7.838,4 millones, lo que significa esa tasa efectiva de 6,14%. Las exenciones se logran, principalmente, para evitar una doble imposición.

El Economista pone como ejemplo el caso del Bbva, que posee 49% de un banco turco, por lo que parte de su beneficio va directo a la institución financiera en forma de dividendos, pues este ya ha tributado en Turquía. Por los acuerdos de doble imposición, no pueden pagar también impuestos en España.

Por esto, se han escuchado voces que han pedido un sistema que obligue a tributar a los dividendos que se obtienen en el exterior. No obstante, según dijo De la Torre, España entraría a violar los convenios que tiene y que dejan claro que los beneficios no deben pagar impuestos dos veces.

El Banco Santander ya ha rechazado esta idea y el mes pasado su consejero delegado José Antonio Álvarez aseguró que “las multinacionales podrían tener que repensar su estructura fiscal y su morfología”. Aunque no se conocen detalles, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha dicho que la idea “es que haya un tipo mínimo a partir del cual no se puedan aplicar deducciones añadidas”.

Según las cuentas de la funcionaria, reseñadas por el diario Expansión, miembro de la Red Iberoamericana de Periódicos Económicos, las grandes empresas españolas tienen un impuesto medio efectivo de 12%, aunque según aclara el diario es el nivel que pagan las compañías que tienen el rótulo de no grupo.

Para el caso de las grandes empresas, calificadas como grupos consolidados, el impuesto efectivo es de 7,8%. En el caso de las multinacionales, llega a 26,5%.

TEMAS


España - Gobernanza de las empresas - Pedro Sánchez