‘Las medidas de austeridad agravan la crisis del euro’

Ripe

La austeridad agrava las consecuencias de la crisis europea, según el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, quien apostó el lunes en Buenos Aires por reformar el marco europeo y reestructurar las deudas nacionales para sortear el hundimiento de varios países de la eurozona. Stiglitz hizo estas declaraciones en el marco de un seminario económico encabezado por la presidenta argentina Cristina Fernández.

La crisis que sacude Europa, apuntó, no sólo se debe a una deuda excesiva sino a “fallas fundamentales” del marco de la eurozona que, en su opinión, “no funciona”.

“Salvo que reformen el marco europeo, el futuro es negro”, agregó el experto, que disertó sobre el panorama económico mundial.

“Lamentablemente la respuesta que ha sido prevalente ha representado un desmanejo la crisis y ha exacerbado las consecuencias y la naturaleza de las crisis misma: demasiados países han respondido a las crisis adoptando políticas de austeridad”.

“Cuando existen paquetes de austeridad, se ralentiza la economía”, insistió Stiglitz, quien lamentó que la Unión Europea no “estudiara” la experiencia argentina, que probó la austeridad tras el crack económico de 2001 y finalmente salió de la crisis con una reforma del tipo de cambio y una reestructuración de la deuda.

Los gobiernos europeos “no entendían una crisis monetaria, una crisis de deuda, y salieron con un conjunto de políticas que empeoraron las cosas rápidamente, increíblemente rápido”, añadió.

“Los problemas no fueron por sobreendeudamiento público” sino porque los gobiernos “respondieron a la crisis registrando la deuda del sector privado” y “la deuda se desplazó del sector privado al público”.

Ahora, la salida a la crisis pasa, en su opinión, por reformar el marco europeo, reestructurar la deuda, aprovechar sus recursos humanos y, como hizo Estados Unidos para desviar la atención de sus problemas en la década de los 80, crear expectativas esperanzadoras. En el mismo foro, Cristina Fernández criticó la falta de liderazgo político en la eurozona y advirtió que si no se toma el “toro por las astas”, se producirán consecuencias “inmanejables”. “Más que ideas económicas y un marco teórico, el gran problema para encontrar una solución a la crisis es la falta de liderazgo político”, dijo durante la inauguración de un seminario sobre “crisis de deuda y su resolución”.

La gran deuda de la banca española

Los bancos que operan en España acumulan una deuda con el BCE de 375.600 millones (unos US$463.000 millones) en julio, frente a los 337.206 millones del mes anterior. Se trata de su cuarto récord consecutivo. El dato de julio representa un alza de 38.400 millones respecto al mes de junio, que ya era récord histórico, según los datos netos ofrecidos por el Banco de España. Las peticiones brutas, sin descontar los recursos que las entidades vuelven a depositar en la hucha del BCE, se han situado en 402.185 millones, un nuevo récord desde que el Banco de España proporciona estos datos (enero de 1999) Este dato supone un incremento del 10% respecto al mes anterior y multiplica por siete las peticiones del año anterior.

La opinión

Gonzalo Palau
Profesor de economía de la Universidad del Rosario

“Tiene mucho sentido con lo que ha dicho Stiglitz antes, de que la austeridad es una dosis adicional de veneno, pero uno en economía no puede predeterminar los efectos finales”.