Las reformas económicas que deja Raúl Castro al siguiente presidente de Cuba

Su sucesor será el primer vicepresidente

Johan Chiquiza Nonsoque - jchiquiza@larepublica.com.co

Después una década de gobierno, Raúl Castro dejará la presidencia de Cuba. Su salida marcará el fin del medio siglo en el que su familia estuvo al frente del país desde que lo gobernó su hermano Fidel. El todavía presidente abandonará el cargo tras una serie de reformas que intentaron mejorar la economía, pero que aún se quedan cortas.

Tras su ingreso, el hermano menor de los Castro buscó implementar un plan de más de 300 cambios, bajo la bandera de la prohibición de la acumulación de riqueza y propiedad, pero con algunas puertas abiertas a la pequeña empresa y a ingresos adicionales a los suplidos por el Estado.

LOS CONTRASTES

  • Aldo OlanoDocente de Relaciones Internacionales Universidad Externado

    “En el caso cubano, se ha dado una renuencia a abandonar esos principios socialistas en la organización de la economía, a pesar de que con Raúl Castro hubo formas de apertura”.


  • Óscar Eduardo MedinaExperto en relaciones internacionales de Eafit

    “Desde el sector agrícola se ha hecho un esfuerzo por tratar de mejorar la productividad. No se han logrado grandes avances pero existe un progreso”.

Una de las obsesiones del Gobierno fue reducir la burocracia estatal, en un país en donde dos tercios de los empleados trabajan para alguna entidad oficial con un salario de US$30 en promedio. Los bajos ingresos se suplen con cobertura gratuita en educación y salud y con subsidios a alimentos y vivienda.

Además, Castro dejará un legado bajo el que se incrementaron el número de computadores por persona en Cuba, el cual pasó de 56 por cada 1.000 personas en 2008 a 103 por cada 1.000 personas para 2016. El acceso a internet en la isla también vio un incremento similar, al pasar de 129 usuarios por cada 1.000 posibles en 2008 hasta llegar a 403 entre el mismo número de gente, para el año antepasado. La misma tendencia hubo con la cantidad de teléfonos móviles, la cual pasó de 300.000 a 4,5 millones de dispositivos disponibles.

Igualmente, Castro incorporó una serie de medidas que impulsaron la apertura de Cuba al mercado internacional y el acercamiento del sector privado. Esto se logró mediante políticas como una nueva ley de inversión extranjera y con una política más flexible frente a las empresas privadas, las cuales firmaron contratos con el Estado por más de US$2.000 millones.

Sin embargo, en 2016 las exportaciones, controladas por el Gobierno, cayeron a US$11.000 millones al año y en el agro, en donde hay 151.000 habitantes que cuentan con contratos de arrendamiento, los cuales cubren 1,2 millones de hectáreas, Cuba aún importa entre 60% y 70% de los alimentos que consume. La isla cerró el año pasado con un crecimiento en su Producto Interno Bruto de 1,6% y, según proyecciones de la Cepal, se espera que este crecimiento sea igual para este año. No obstante, el Gobierno le apuntó en 2014 a un alza de 7% para lograr avances.

Oficialmente, Castro dejará el poder hoy en horas de la mañana, día en el que se celebra el aniversario de la invasión a Bahía Cochinos. “No se visualizan cambios con esta elección”, concluyó Aldo Olano, docente de relaciones internacionales de la Universidad Externado.

La isla no abandonará su doble divisa
A pesar de que hubo rumores de que Cuba retiraría de circulación una de sus dos divisas, el Banco Central de Cuba desmintió dicha información. Actualmente en Cuba se manejan dos divisas: la primera de ellas es el peso cubano, que es bajo el que se rigen los salarios y los precios locales; la otra es conocida como peso convertible y esta se concentra especialmente en temas de turismo y comercio exterior. Entre otras de las reformas de Castro se planteó la eliminación de la segunda divisa (conocida como CUC) para mejorar el desempeño de la economía local; no obstante, Castro no dio una fecha límite para la ejecución de dicho proyecto.’

TEMAS


Elecciones Cuba 2018 - El fin de la era de los Castro - Raúl Castro - Fidel Castro - Miguel Díaz-Canel