Libios votan en históricos comicios pese a violencia

Una multitud de libios entusiasmados e incluso algunos con lágrimas en los ojos dejaron atrás el legado de Muammar Gaddafi para participar en las primeras elecciones nacionales libres en el país en 60 años.

Sin embargo, en la ciudad de Bengasi, ubicada en el este del país y cuna del levantamiento que derrocó a Gaddafi el año pasado, se produjeron varios incidentes, con asaltos a colegios electorales y quema de papeletas.

Las autoridades dijeron que hombres armados impidieron a los votantes entrar en algunos colegios en el puerto petrolero oriental de Ras Lanuf, mientras que otros centros en el inestable sur del país tampoco abrieron. Sin embargo, situaron en un 94 por ciento el número de colegios electorales que funcionaron con normalidad.

Los libios, muchos de los cuales vota por primera tras cuatro décadas de régimen de Gaddafi, escogerán una asamblea compuesta por 200 diputados, la cual elegirá a un primer ministro y un gobierno antes de preparar el terreno para unas elecciones parlamentarias completas el próximo año, ya con una nueva Constitución.

Los candidatos con programas islámicos son los favoritos entre los más de 3.700 aspirantes, lo que sugiere que Libia será el próximo país de la Primavera Árabe, tras Túnez y Egipto, en el que los partidos religiosos se quedan con el poder tras los levantamientos populares del año pasado que derrocaron a regímenes autoritarios.

En la capital, Trípoli, la votación se desarrollaba sin problemas. Un grito de "Allahu akbar" ("Alá es grande") se pudo oír dentro de un colegio electoral cuando votó la primera mujer, mientras decenas de personas hacían cola charlando animadamente.

"No puedo describir la sensación. Pagamos el precio, tenemos dos mártires en mi familia. Estoy segura de que el futuro será bueno, Libia tendrá éxito", manifestó Zainab Masri, una profesora de 50 años, tras emitir su voto.

"Soy un ciudadano libio en una Libia libre", dijo por su parte Mahmud Mohammed Al-Bizamti. "Hoy he venido para poder votar de un modo democrático. Hoy es como una boda para nosotros".

Protestas en el este

En Bengasi testigos dijeron que un grupo de personas asaltó un colegio electoral poco después de que comenzara la votación y quemó cientos de papeletas robadas, en un intento de socavar la credibilidad de los comicios.

Un trabajador de la comisión electoral local informó de saqueos en las urnas en otros dos colegios de Bengasi.

En el este del país, de donde se extrae la mayor parte del petróleo libio, muchos habitantes están molestos porque sólo se asignaron 60 escaños para la región en la asamblea, comparado con los 102 del oeste.

El viernes, grupos armados cerraron las exportaciones petroleras de Libia para hacer oír sus demandas de una mayor representación en la nueva asamblea. Al menos tres terminales exportadoras se vieron afectadas.

"El país estará en un estado de parálisis porque nadie nos está escuchando", dijo a Reuters Hamed al Hasi, un ex rebelde que ahora encabeza el Alto Consejo Militar de Cirenaica, el nombre de la provincia en el este del país.

También hay preocupaciones por otras zonas. En el desértico sur del país, en Kufra, los enfrentamientos tribales eran tan fuertes que los observadores electorales no podrán acudir al lugar, y algunos cuestionan que incluso se vaya a poder votar allí.

No obstante, pese a algunos problemas, veedores occidentales rechazaron las sugerencias que indicaban que la elección carecía de legitimidad debido a los contratiempos.

"Creo que lo mejor para Libia es no tener a Muammar Gaddafi masacrando a su propio pueblo (…) Hasta el momento, todo indica que esta elección ha sido libre y justa", dijo el senador estadounidense John McCain, de visita en Trípoli, después de haber sido informado por los funcionarios electorales.

En tanto, el enviado de la ONU a Libia, Ian Martin, dijo a periodistas en la capital que los problemas son menores.

"Creo que podemos ver ya que los inconvenientes representan una proporción lo suficientemente pequeña como para socavar la credibilidad global de la elección", sostuvo.

Los primeros resultados parciales se conocerían recién el domingo.