López Obrador suspenderá en México los concursos petroleros de forma indefinida

Bajo la legislación vigente, el futuro presidente puede optar por no realizar más licitaciones de bloques de hidrocarburos

El Economista

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, sentenció que las subastas de contratos para la exploración y explotación de petróleo y gas estarán suspendidas hasta que se revisen los contratos que han sido adjudicados.

Si bien, el gobierno puede rescindir los contratos existentes sólo a través de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), cada nueva licitación debe realizarse por instrucciones de la Secretaría de Energía, con lo que las tres licitaciones previstas para febrero están en manos del Ejecutivo y no del regulador, y podrían aplazarse por el tiempo que decida el Ejecutivo.

La Ley de Hidrocarburos vigente a partir de agosto del 2014 determina que la Secretaría de Energía establecerá el modelo de contratación correspondiente para cada área contractual que se licite y podrá elegir el tipo de contrato ya sea de servicios, de utilidad o producción compartida, o de licencia e instruirá a la CNH para la ejecución de la licitación. A su vez, las contraprestaciones que se establezcan en los contratos se sujetarán a lo establecido en la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, como facultad de la Secretaría de Hacienda.

Por ahora quedaron tres licitaciones ya diseñadas pendientes de adjudicación: la Ronda 3.2 para 37 contratos de licencia en campos terrestres con hidrocarburos convencionales; la inicialmente esperada Ronda 3.3 para nueve contratos de licencia con recursos no convencionales o shale (que requieren pozos horizontales y fractura hidráulica o fracking, lo que provocó el diseño y modificación de todo el marco legal en términos ambientales y de uso de agua al respecto), y la licitación para siete asociaciones con Pemex en procesos de farmout conducidos por la CNH también para campos terrestres que ya cuentan con producción en el norte del país.

Aunque las convocatorias fueron emitidas en enero, marzo y abril, respectivamente, tras el triunfo en las urnas de López Obrador, la CNH anunció que por órdenes de la Secretaría de Energía se postergarían los respectivos fallos para realizarse la apertura de propuestas de los participantes en un evento conjunto el 14 de febrero del 2019, ya en acompañamiento con la nueva administración.

La señalada por el presidente electo como próxima secretaria de Energía, Rocío Nahle, ha reiterado que las licitaciones no se suspenderán de manera indefinida, sino hasta que se establezca la total legalidad en los concursos anteriores. Pero “ahora están suspendidas, hasta que se revisen los contratos”, dijo López Obrador desde su casa de campaña. A la vez, Nahle aseguró que esta suspensión no será indefinida como lo expuso el ex consejero profesional de Pemex, Fluvio Ruiz, quien dijo que no forma parte del equipo de transición.

Revisión exhaustiva
Según lo previsto por la próxima administración, para que se puedan llevar a cabo nuevas licitaciones será necesario revisar un total de 107 contratos adjudicados hasta el momento. Con los resultados de la Ronda 3.1 se han sumado 72 empresas de 24 países, adicionales a Petróleos Mexicanos (Pemex) a la exploración y producción de hidrocarburos en México.

Con ello, se ha adjudicado mediante contratos de licencia y producción compartida en rondas o farmouts con Pemex, un total de 88,637 kilómetros cuadrados en tierra y el Golfo de México.

El Plan Quinquenal de la Secretaría de Energía para estas adjudicaciones contempla únicamente 0.005% del territorio nacional y las empresas ganadoras de las rondas que se han llevado algún contrato ya abarcan 34% de este proyecto con un horizonte al 2019.

Sumando los resultados de la Ronda 3.1 con los programas de exploración y evaluación de campos aprobados por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) o los mínimos de inversión comprometidos en las licitaciones en el caso de las empresas que todavía no presentan un plan, los contratos petroleros otorgados en 12 licitaciones arrojan una inversión de US$4.311 millones ya amarrada, haya o no producción en los 107 bloques adjudicados.

TEMAS


Andrés Manuel López Obrador - México - Energía - Petróleo - Pemex