“Los franceses no quieren estar en la situación de España”: Nicolas Sarkozy

Ripe

El presidente francés y candidato a la reeleccción, Nicolas Sarkozy, insiste en poner a España y a Grecia como ejemplos de lo contrario a lo que él ha hecho para que Francia resista la crisis y ha acusado a los socialistas de ser “incapaces de asumir sus compromisos”.

Sarkozy ha utilizado la crisis española para defender de su programa electoral frente al de su gran rival, el candidato socialista, François Hollande: "¿Cree que los franceses tienen ganas de estar en la situación de Grecia, en la situación de España", añadió como contrapunto antes de atacar a Hollande porque en su programa "anuncia un florilegio de gastos" y de preguntarse "¿con qué dinero?".

"Francia ha aguantado en una crisis increíble", ha espetado el jefe del ejecutivo galo. Según ha asegurado en una en una entrevista con la emisora de radio RTL que recoge Efe, gracias a él Francia ha sido "el único país de Europa que ha aumentado el poder adquisitivo cada año" y que no ha tenido un retroceso de actividad en ningún trimestre desde comienzos de 2011.

Ayer el líder conservador ya había comentado a los medios de comunicación que "no hay un francés que desee la situación que han tenido los griegos y que ahora tiene España", caracterizada por "la incapacidad de cumplir con los compromisos" y "la crisis de confianza".

El jefe del Estado conservador se presentó ayer como el líder que evitará a su país caer la situación que atraviesan naciones como España y Grecia y que será capaz de reconducir las cuentas públicas hasta el equilibrio dentro de cuatro años.

Sarkozy afirmó que algunos socios europeos "están al borde del precipicio" como consecuencia, a su juicio, tanto de la crisis financiera como de la incapacidad para cumplir sus compromisos.

"No hay un francés que desee la situación que han conocido los griegos y que ahora atraviesa España", indicó en una rueda de prensa en la que incidió en que todas sus propuestas giran en torno al objetivo "imperativo" de que Francia "retome el control de su destino" con el equilibrio de sus finanzas.

Para no llegar a la "crisis de confianza" que a su juicio atraviesa España, Sarkozy colocó la competitividad en el "corazón" de su proyecto económico, sustentado también por otras apuestas "ineludibles" como la innovación.

Sarkozy volvió, de nuevo, a criticar a su rival socialista: "Hollande quiere menos ricos, yo quiero menos pobres". "Si tengo algo que decir lo digo. François Hollande tiene un problema con la franqueza, con su programa, con lo que va a hacer, no puede esquivar el debate en la campaña", argumentó.

El programa propuesto por su partido, "realista" a sus ojos, contrasta con el "festival de gastos" que ha presentado el socialista François Hollande y de los que, según él, "nadie sabe cómo serán financiados".

"Durante cuatro años el mundo ha vivido una sucesión de crisis. Yo he aprendido la lección", indicó el presidente, satisfecho de que aparte de Alemania, Francia haya sido el país europeo donde menos ha aumentado el paro, con un 17 % que contrastó con el del "220 % de España o un poco menos del 40 % en Italia".

Quiere anular la aportación de Francia al presupuesto de la UE
El presidente dijo que si es reelegido en los comicios, cuya primera vuelta se celebrará el próximo día 22, solicitará a la Unión Europea la congelación de la aportación francesa al presupuesto comunitario, lo que ahorraría al país 600 millones de euros al año, y añadió que someterá a votación a partir del verano la llamada "regla de oro" que vela por el equilibrio presupuestario.

TEMAS


España - Francia