Los mercados se desploman después de la respuesta de China contra Estados Unidos

El Dow Jones cae más de 400 puntos en su primera hora

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

La respuesta de China a Estados Unidos, que aviva el inicio de una guerra comercial entre las dos principales potencias económicas, desploman a los mercados del mundo. Wall Street sigue sintiendo los efectos de la discusión entre los dos países y el Dow Jones sobre las 8:49 de la mañana, hora colombiana, presentaba una caída de 412 puntos.

El S&P 500 se contraía 30,98 unidades, con una caída de 1,22%, mientras que el Nasdaq, que recoge las ya golpeadas acciones tecnológicas, tenía una caída de 1,30%., expresado en 89,90 puntos. El mismo comportamiento mostraban las principales bolsas de Europa, que a esa hora se cotizaban en terrenos negativos.

El DAX alemán perdía 0,97%, el Ftse de Londrés hacía lo mismo a un nivel de 0,41%, mientras que el CAC francés no se despegó de esta tendencia y mostró una contracción de 0,72%.

El movimiento bursátil refleja la decisión que anunció China de imponerle aranceles por US$50.000 millones a productos de Estados Unidos, un día después de que el Departamento de Comercio norteamericano revelara el listado de más de 1.000 productos chinos que iban a ser objeto de la medida impositiva que adelantó el presidente Donald Trump.

La respuesta de China es proporcional a la de Estados Unidos, cuyos aranceles afectan el mismo monto en el intercambio comercial. En declaraciones a Cnbc, Wilbur Ross, secretario de Comercio, aseguró que la respuesta de China solo afecta a 0,3% del PIB de Estados Unidos por lo que dijo no es una medida que “amenace la vida”.  “Es relativamente proporcional a los aranceles que aplicamos en función de la propiedad intelectual”, agregó.

Ross también abrió la puerta a negociar con el gigante asiático, mientras que se declaró sorprendido por la reacción de los mercados. “Estoy francamente un poco sorprendido de que Wall Street estuviera tan sorprendido. Esto ha sido telegrafiado durante días y semanas”, dijo Ross.

Por medio de su cuenta de Twitter, el presidente Donald Trump también reaccionó a la respuesta china y dijo que su país no está en ninguna guerra comercial comercial con ese país, pues esa disputa ya se perdió.  “No estamos en una guerra comercial con China, esa guerra se perdió hace muchos años por las personas tontas o incompetentes que representaban a los EE. UU. Ahora tenemos un déficit comercial de US$500.000 millones al año, con robo de propiedad intelectual de otros US$300.000 millones. ¡No podemos permitir que esto continúe!”.

Esa idea la repitió Ross en su entrevista con Cnbc, pues dijo que “varios presidentes nos metieron en este déficit. Este es el presidente que nos sacará de allí”, alabando la capacidad negociadora de Trump.

La respuesta del gigante asiático se conoce menos de 24 horas después de que el Departamento de Comercio detallera los productos chinos que serían víctimas de un arancel con un listado de 1.300 líneas arancelarias. El documento de la entidad dijo que este “nivel es apropiado a la luz del daño estimado a la economía de EE. UU. para lograr la eliminación de los actos, políticas y prácticas dañinas de China”.

El gobierno de Xi Jinping anunció aranceles 106 productos estadounidenses, incluidos soja, automóviles y productos químicos con un impuesto de 25%. La puesta en marcha de la medida no se especificó, mientras que Estados Unidos tiene un periodo de 60 días para recibir comentarios sobre el listado que reveló ayer.

El viceministro de Finanzas, Zhu Guangyao, le dijo a Cnbc que su país debe tomar represalias “cuando las personas dañen nuestros intereses”, aunque dijo que no está interesado en entrar en una guerra comercial. “Es hora de que la administración de los EE. UU. cambie de bando a la senda correcta, mantenga un diálogo real con el lado chino”, y agregó que “esperamos poder trabajar juntos”.

TEMAS


guerra comercial - Guerra Comercial Trump - China - Estados unidos