Lula da Silva quedó a un paso de ir a la cárcel tras decisión del Supremo Tribunal Federal

Luiz Inacio Lula da Silva, expresidente de Brasil. Bloomberg

Votación contra recurso de habeas corpus fue de seis votos en contra y cinco a favor

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

El Supremo Tribunal Federal rechazó el recurso de habeas corpus que presentó el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, en el proceso de corrupción que se adelanta en su contra y por el cual fue condenado a 12 años de prisión. La votación fue de 6-5 y la definió la presidenta del organismo Cármen Lúcia, en una jornada que inició sobre las 10 de la mañana y se extendió hasta la media noche (en Brasil). La decisión no significa que el político vaya ir inmediatamente a la cárcel, pero sí lo deja a un paso de ir.

El caso por el cual es juzgado Lula forma parte de la investigación del Lava Jato, que destapó una red de corrupción que se descubrió entre la estatal Petrobras y varias empresas privadas. El expresidente había sido condenado inicialmente a 9 años de cárcel tras ser hallado culpable de recibir sobornos de la firma brasileña de ingeniería OAS S.A., la cual, según la justicia, favoreció a Lula con una remodelación de su apartamento en la playa a cambio de prebendas en la obtención de contratos con Petrobras.

La defensa de Lula Da Silva, quien aspira nuevamente a la Presidencia en los próximos comicios de Brasil que se harán este año, y para lo cual deberá inscribir su candidatura antes del 15 de agosto, apeló en una primera medida la decisión, el cual aumentó la condena del exmandatario a 12 años y medio de cárcel.

Sin embargo, los abogados del líder sindical presentaron el recurso de habeas corpus que fue fallado en su contra en la jornada de hoy y en la que argumentaban que no podía ser enviado a prisión hasta tanto no se surtiera todo el proceso de segunda instancia.

El hecho de que Lula haya perdido esta votación no significa que vaya ir inmediatamente a prisión, pues la decisión está en manos del juez Sergio Moro, quien ha liderado la investigación del Lava Jato.

La defensa del líder sindical aún tiene hasta este viernes para presentar un recurso de aclaración a la última decisión del Tribunal que confirmó la condena de 12 años de prisión en contra de Lula. Después de eso, la defensa tendrá dos días hábiles si desea elevar un nuevo recurso ante el mismo tribunal. Según explican medios locales, normalmente los tribunales rechazan estos pedidos pero hasta que esto no suceda se considera que el proceso no ha sido fallado definitivamente.

Después de surtido este proceso, el tribunal le enviará un oficio al juez Moro avisándole de la condena contra Lula, momento en el que se emitiría una orden de prisión. Moro normalmente ha esperado a que surta todo el proceso para emitir estas órdenes.

No obstante, los abogados del expresidente podrían jugarse dos cartas más y solicitar al Superior Tribunal de Justicia que se examine cualquier abuso de proceso. Así mismo, el Supremo Tribunal Federal está facultado para analizar si hubo una violación de los principios constitucionales durante la condena.

Aún puede ser candidato
El hecho de que sea encarcelado no le quita la posibilidad de seguir siendo candidato presidencial, en unas elecciones en las que según las encuestas es el claro candidato a suceder a Michel Temer en la presidencia. Tanto en primera como en segunda vuelta es dado como el ganador.

El Tribunal Superior Electoral será el encargado de definir si está inhabilitado a participar una vez se confirme en todas las instancias la condena contra Lula. Incluso, si esto llega a pasar, el político podría recurrir nuevamente al Supremo para que revisen la decisión.

El plazo máximo para cambiar los candidatos es el 17 de septiembre, fecha a la que intentara llegar Lula.

TEMAS


Brasil - Lula da Silva - Judicial - Elecciones - Corrupción