Madrid y Milán cayeron decepcionadas por el BCE y contagian a otras bolsas

Ripe

El Dax bajó un 0,45%, mientras que el Cac de París descendió 1,17%. El FTSE de Londres mostró la menor caída de la jornada, -0,14%.

Pese a los buenos datos de desempleo que se conocieron hoy en Estados Unidos y a las buenas noticas desde China y Europa en lo que respecta a la baja en las tasas de interés, los inversionistas de las bolsas europeas se inclinaron por las ventas.

Los números rojos, consignan las agencias internacionales, se explican por la decepción que generó en el mercado las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, quien no anunció más medidas para enfrentar la crisis, como acelerar la compra de bonos y/o la realización de subastas de largo plazo.

Aunque la baja de tasas a niveles históricos anunciada por el BCE fue bien recibido por los inverionistas, la medida ya estaba internalizada.

En ese contexto, la Bolsa de Madrid y de Milán sufrieron las mayores contracciones dentro de las grandes plazas del viejo continente, con caídas de 2,99% y 2,03%.

En Frankfurt, en tanto, el Dax bajó un 0,45%, mientras que en París la contracción llegó a 1,17%.

En Londres, que tuvo como referencia una mayor inyección de liquidez por parte del emisor al sistema financiero, el FTSE 100 anotó una leve baja de 0,14%.

Datos de empleo

Esta mañana la firma procesadora de nóminas ADP  estimó  que el sector privado estadounidense creó 176.000 puestos de trabajo en junio, superado ampliamente las estimaciones de los especialistas que esperaban 105.000 nuevos empleos. Esta cifra representa el menor número de desempleados en seis semanas.

Otro dato positivo fue el que dio el  Banco Popular de China (PBOC, Central) que bajó hoy la tasa de interés en  un 0,25%, apenas un mes después de aplicar el mismo recorte y tras anunciar ayer, miércoles, la inyección de US$ 22.700 millones en liquidez.

Sin embargo y pese a que el propio BCE anunció tambien una baja en su tasa de interés hasta un 0,75% (su nivel mínimo), la declaraciones pesimistas sobre el futuro de la economía europea por parte de Mario Draghi

TEMAS


Europa