Martes negro para los índices bursátiles del mundo por cuenta de la deuda de Europa

Reuters

Las principales acciones europeas cerraron ayer en su nivel más bajo en 12 semanas, por las preocupaciones por el crecimiento global y la presión sobre algunos países endeudados de la zona euro que afectaron a las acciones de sectores cíclicos y anticipan mayores descensos.

En la primera sesión tras los feriados de Semana Santa, los sectores minero, financiero, automotriz y energético soportaron la peor parte de la ola de ventas, reaccionando al débil reporte de empleo en Estados Unidos y a datos que mostraron que no hubo crecimiento económico en Francia en el primer trimestre.

El abrupto declive en el apetito de los inversores por activos de mayor riesgo también se vio reflejado en el índice de volatilidad, el principal termómetro de ansiedad de Europa, que escaló 20% a un máximo de tres meses.

'Los inversionistas están en `modo riesgo`, con las cifras de empleo en Estados Unidos y la situación en torno a España convirtiéndose en excusas para la ola de ventas. Yo creo que el mercado caerá entre un 3 y un 5% en las próximas semanas', dijo Philippe Gijsels, jefe de investigación de BNP Paribas Fortis Global Markets.

'Yo le aconsejaría a los inversionistas que tomen algunos beneficios más. Si el mercado cae 10 o 15%, podrían empezar a comprar otra vez pues los bancos centrales deberían intervenir para respaldar al mercado. Enfóquese en sectores defensivos, como el farmacéutico y el de alimentos, y en compañías que entregan altos dividendos', agregó.

Los bancos italianos fueron uno de los principales lastres después de que los rendimientos de los bonos soberanos italianos volvieron a su subir. El índice referencial de la bolsa de Milán cayó un 4,98%.

Además, la bolsa española sufrió también un golpe ayer, con un descenso del 3% y niveles no vistos en más de tres años, debido a la persistente incertidumbre por España y el conjunto de la zona euro, además de la preocupación por la salud del mercado laboral en Estados Unidos.

Analistas señalaban que aunque el mercado se acerca a niveles técnicos que teóricamente podrían ofrecer soporte, en esta ocasión no existen los catalizadores políticos que permitieron al mercado recuperarse en baches recientes de la crisis de Europa.

'Al contrario que entonces, en estos momentos no está planteado sobre el horizonte nada parecido en el corto plazo', dijo Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets.

'El BCE ha llegado a su límite, y los políticos europeos no tienen demasiado potencial para generar grandes expectativas (la combinación de los Fondos de Rescate era una de las últimas demandas claras que satisfacer)', añadió el analista.

El mercado neoyorquino contribuyó a la tendencia negativa ayer al abrir con descensos por la preocupación sobre un estancamiento de la recuperación de Estados Unidos tras los flojos indicadores laborales publicados recientemente en la primera potencia económica mundial.

En el frente europeo, el recorte de US$13.000 millones en educación y sanidad anunciado por el Gobierno español el lunes no tuvo impacto en las operaciones bursátiles del martes.

Prima de riesgo española supera los 400 puntos básicos
Las dudas sobre la solvencia de España aumentaron ayer al mismo tiempo que el interés de la deuda volvía a niveles preocupantes. El rendimiento en los bonos españoles a 10 años en el mercado secundario subió al 5,93%.

La prima de riesgo comparado con los bonos alemanes creció a 435 puntos básicos en los papeles a 10 años. Aunque no hay una regla general, una prima de riesgo superior a los 400 puntos y un interés de bonos a largo plazo alrededor del 7% pueden ser señal de quiebra, que puede conllevar la necesidad de un rescate financiero.

TEMAS


Estados unidos - Europa