Mercedes y BMW lanzan coches sin baúl de US$100.000 para obtener efectivo

Los modelos de la vieja escuela los que generan el dinero necesario para cumplir con los estándares ambientales más estrictos.

Bloomberg

A medida que la industria automotriz se prepara para una edad de cero emisiones, son los llamativos cupés y los vehículos devoradores de gasolina los que allanarán el camino.

En el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra que se celebra esta semana, BMW AG presentó el M8 Gran Coupe Concept de alto rendimiento, y Mercedes-Benz de Daimler AG exhibió el cupé AMG GT de cuatro puertas, con un motor V8 que emite más del doble de la cantidad de dióxido de carbono permitido bajo las normas de la Unión Europea que entran en vigor en 2021.

La ironía es que son estos modelos de la vieja escuela los que generan el dinero necesario para cumplir con los estándares ambientales más estrictos. Eso está impulsando a las marcas alemanas a recurrir al pequeño pero lucrativo segmento de lujosos vehículos deportivos de cuatro puertas, con el Porsche Panamera y el Audi A7.

Con precios que pueden superar fácilmente US$100.000, los autos son geniales para familias como los Kardashian o los Beckham, pero quedan fuera del alcance de la mayoría de los consumidores. Incluso a riesgo de canibalizarse unos a otros, es difícil dejar pasar el atractivo del dinero fácil en un momento en que aumenta la presión del gasto.

 Auto deportivo familiar 

“El mercado de los lujosos cupés de cuatro puertas y de alto rendimiento se volverá significativamente más concurrido”, dijo Tim Urquhart, un analista automotriz de la firma de investigación de mercado IHS Markit. “Son modelos de alto valor destinados a aumentar los márgenes y el prestigio de la marca” y han demostrado ser “populares entre los propietarios de autos deportivos y superdeportivos que necesitan un cuatro puertas cuando forman una familia”.

BMW ya ofrece el Gran Coupe Serie 6 de US$81.400, y Mercedes tiene el CLS de US$ 75.150, pero ambos están subiendo aún más de categoría con los nuevos modelos para generar los recursos necesarios para invertir en robo-taxis eléctricos que están en el futuro de la industria. BMW, con sede en Múnich, estimó en enero que el gasto en desarrollo aumentará hasta 7% de las ventas este año, desde un nivel habitual de alrededor de 5%.

La urgencia de aumentar la inversión en tecnología se ha intensificado a medida que los consumidores evitan modelos diésel rentables y eficientes en el consumo de combustible. La tendencia, acelerada por la amenaza de prohibiciones de circulación después del escándalo de emisiones de Volkswagen AG, amenaza con torpedear las estrategias para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero CO2. Las marcas de lujo alemanas están particularmente expuestas porque la eficiencia del diésel tiene un mayor impacto en las emisiones de sus grandes sedanes y SUV.

BMW, que presentó una versión de pre-producción del M8 en Ginebra, dijo que dará a conocer el vehículo final el próximo año. La compañía se encuentra en medio de su mayor despliegue de nuevos modelos y variantes en su historia, y esta ofensiva se inclina hacia productos de mayor margen para ayudar a financiar un giro para introducir 12 autos a batería para el 2025.

El M8 finalmente estará disponible en tres versiones: un cupé de dos puertas, un descapotable y el cuatro puertas. Aún no se ha tomado una decisión para ofrecer el vehículo como un híbrido enchufable, “pero lo que hemos dicho es que no tendrá menos que 600 caballos de fuerza”, dijo el portavoz de BMW, Bernhard Santer.

“Planeamos electrificar la línea M, pero los vehículos deben mantener su capacidad para ir a la pista”, dijo. “El peso juega un papel importante allí, por lo que debemos equilibrar esas decisiones con tecnología de batería”.

Padres impulsados por el rendimiento

En el salón, multitudes de personas se reunieron alrededor del vehículo cercado por vallas mientras giraba lentamente bajo las luces intermitentes y la música. En el stand de Mercedes, el cupé GT azul mate era claramente la estrella de la exhibición de la división AMG, rodeado por trípodes y periodistas que se turnaban para sentarse detrás del volante. Mercedes dijo que el cupé de cuatro puertas se ofrecerá como un híbrido enchufable.

“Sobre todo, este es un automóvil familiar”, dijo Dieter Zetsche, máximo ejecutivo Daimler, la matriz de Mercedes. “Pero no está aquí solo para ser agradable. Esto es para mamás y papás impulsados por el rendimiento”.

TEMAS


Automotor - Mercedes-Benz - BMW - Carros