Merkel, entre la estabilidad griega y el apoyo de su gobierno

Marcela Chacón Sierra - mchacon@larepublica.com.co

La canciller alemana, Angela Merkel, enfrenta esta semana uno de los dilemas más difíciles de su carrera: si vuelve a apoyar a Grecia en la idea de extender y cambiar las condiciones de su rescate por tercera vez, salvará el euro como la moneda que conocemos hoy.

Sin embargo, esta decisión acarrearía la pérdida del apoyo por parte del Bundestag al mandato de la canciller alemana por la fuerte oposición  de sus miembros a las constantes dádivas con Grecia.

Hoy, quien es considerada la mujer más poderosa del mundo por Forbes, tendrá una reunión determinante con el presidente de Francia, François Hollande, en la cual se evaluará la decisión de Berlín sobre la ampliación del paquete de rescate a Grecia.

El gobierno de Antonis Samarás ha advertido que Grecia necesita más tiempo para adoptar las duras reformas financieras y reducciones del gasto público pactadas con sus acreedores, y se rumora que el plazo que pedirá Atenas sería hasta de dos años.

Aunque esta visión no le simpatiza a los miembros de la coalición de Merkel en el parlamento alemán, podría dar un nuevo respiro a la crisis del euro y esperanzas a la conservación de la moneda única.

La canciller enfrenta advertencias de los partidos conservador bávaro Unión Social Cristiana y el pro-empresarial Partido Democrático Libre, que han amenazado con dejarla sin una mayoría de gobierno, o sin una forma probable para cubrir la brecha de financiamiento de Atenas.

Según el analista Diego Andrés Guevara, la estrategia adoptada por la Unión Europea para reconducir estos desequilibrios generará un gran conflicto de intereses para el crecimiento de la zona. “La fuerte reestructuración fiscal y el aumento de tasas impositivas por parte de economías tan estables como las de Alemania o Francia debe generar efectos de choque muy fuertes para que el euro se mantenga estable en la economía mundial”.

Que Grecia tenga más tiempo para cumplir sus compromisos presupuestarios dependerá del dictamen de la troika ( formada por la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional), según declaró ayer en Atenas el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker. Merkel, se pronunció en la misma línea: “No tendremos una solución el viernes (cuando se reúne con Samarás). Esperaremos al informe de la troika. Entonces, decidiremos”.

Para Luis Carlos Guzmán, director del programa de economía de la Universidad Central, una posible salida de Grecia de la UE compone directamente una desestabilización de la zona y el euro. “Debe mantenerse la posibilidad de ayuda de Grecia, pues esto es lo que va a mantener la credibilidad de la zona y su moneda”.

Con las últimas declaraciones de los líderes, se reduce la posibilidad de que la canciller tome una decisión antes de septiembre, así tendrá tiempo para decidir entre su apoyo político o la permanencia de Grecia en el euro.

España también pediría rescate total en septiembre

España también se sumaría a la petición de rescate a la Unión Europea a mediados de septiembre, según Goldman Sachs. La agencia calificadora augura que en unas semanas el Gobierno de Mariano Rajoy tendrá que poner fin al pulso que mantiene con el Banco Central Europeo sobre la prestación de ayudas y condiciones que ésta conllevaría, pues se ha mantenido firme en las últimas semanas en su posición de no solicitar ayuda a la UE hasta conocer las nuevas condiciones, que podría imponer el BCE como contrapartida.

Las opiniones

Diego Andrés Guevara
Analista de economía internacional

“Rescatar a Grecia es rescatar al euro. A nivel estatal, lo que busca Alemania con esta posibilidad es evitar la devaluación de la moneda”.

Luís Carlos Guzmán
Director del programa de economía U. Central

“Se debe mantener la opción de ayudar a Grecia, porque ningún país puede salir de la zona euro. Si esto sucediera, la unión perdería credibilidad”.

TEMAS


Alemania - Grecia